Venezuela necesita cambio de plan y de gobierno

Próximo a cumplirse un año del decreto de estado de Emergencia Económica en todo el Territorio Nacional (14 de enero), especialistas en la materia analizan sus consecuencias y efectos sobre la sociedad venezolana, que para este 2017 seguirá enfrentando un complejo escenario financiero.

Al  respecto fueron consultados Ronald Balza Guanipa, economista y docente de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y  Luis Oliveros, también economista  y docente de la Universidad Central de Venezuela (UCV), quienes calificaron el decreto como un “fracaso”.

Balza indicó que la arbitrariedad en la toma de decisiones públicas, con base en el Decreto de Emergencia Económica que sustituyó las leyes habilitantes, enfatizó la crisis venezolana.  Por su parte, Oliveros sostuvo que a menos que haya un cambio político  será prácticamente imposible que haya un crecimiento en 2017, así como una mejora importante y sostenible en materia de abastecimiento.

Aseveró que el año 2017 será “sumamente complicado”, con una continuación en la caída del Producto Interno Bruto (PIB).

Sumó que Venezuela registra un fuerte déficit de divisas y que además cuenta cada vez con menos activos para hacerle frente a la situación.

Subrayó que el Decreto de Emergencia Económica ha generado los peores índices macroeconómicos en la historia de Venezuela.

-Nunca tuvimos una  acumulación de caída del PIB de casi el 20 %, como se ha visto en los últimos  tres años. Tampoco una inflación superior al 4.000 %, la cual se ha dado desde que Maduro (presidente), llegó a la presidencia…  y en este año de casi el 600 % (inflación). Al final el decreto ha sido un rotundo fracaso, pero el gobierno sigue pensando que es bueno, porque es la manera de burlar los controles de la Asamblea Nacional  para seguir haciendo  lo que le dé la gana.

En materia productiva Oliveros expresó que las señales que dio el Gobierno  el último mes de 2016, en especial con las medidas contra empresas privadas como EPK y Kreisel, también resulta difícil pensar que puede mejorar la producción nacional.

-Veo difícil que haya una mejora  en  la oferta de bienes para 2017 porque los incentivos que han creado son bastante negativo.

La crisis de PDVSA

Sobre el hábito del BCV de financiar las cuentas de PDVSA, expresó que estos no serían negativos si se dedicaran para mejorar sus niveles de producción y sanear sus finanzas. No obstante, seguir endeudando la empresa para hacer gastos sin retorno o para financiamiento del Gobierno en usos corrientes es una decisión perjudicial.

-PDVSA se encuentra en una decisión muy comprometida con su flujo de caja y tiene problemas graves para mantener su producción… Entre cuatro y cinco años ha perdido 700 mil barriles de capacidad productiva y de un año para acá 350 mil (barriles). La estatal no puede mantener sus niveles de producción y eso es grave.

Agregó que la empresa nacional cada vez asume más pagos y compromete su situación financiera, sumado a que se enfrenta a una tasa de cambio sobrevaluada, que  hace que sus operaciones financieras generen pérdidas.

Subrayó que el financiamiento de   PDVSA será positivo cada vez que se cambie el destino de los créditos y se  recupere su capacidad de producción.

Ayuda internacional

Al consultarle a Oliveros  si acudir a instancias internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) para solicitar financiamiento, es una alternativa valedera. Explicó que esta sería una de las tantas opciones con que cuenta el país. No obstante, sería enfrentar un problema de tipo ideológico, ya que la medida es contraria al pensamiento de izquierda y del fallecido presidente Hugo Chávez, sumado a que representaría una jugada contra el reloj, puesto que para liquidar la ayuda podrían pasar varios meses.

Sin embargo, indicó que Venezuela debe agotar todas las instancias de ayuda, lo cual incluye replantear a países acreedores como China la posibilidad de extender los préstamos que sostiene.

Pero esto, acotó, necesitaría no sólo un cambio de plan económico, sino también un cambio de gobierno, ya que para que la asistencia internacional sea una posible solución “debe darse la salida de Nicolás Maduro”.

-Un Gobierno de transición o de oposición, serían parte de circunstancias excepcionales para sentarse a negociar y establecer un  plan económico serio y coherente que disminuya la inflación y genere crecimiento económico a corto plazo.

El cambio de billetes es más costoso de lo que parece

Balza Guanipa no sólo criticó la improvisación con que se hacen anuncios como la recolección de billetes de Bs. 100, aún sin concreción alguna. También recordó que los numerarios representan el 77 % del efectivo y que son billetes en perfecto estado, que pretenden ser sustituidos por monedas metálicas, con  costos adicionales, que aún no se han recibido.

-Saber de los problemas enormes de la economía venezolana y ver que el Gobierno se ocupa de tonterías, que además agravan la situación y crean un problema donde antes no lo había, es realmente preocupante.

Hizo mención de la situación de violencia en la zona comercial de Bolívar, lo cual también demuestra la manera cómo gobierno trata una situación de angustia colectiva.

“La destrucción que hubo en el sector comercial, lleva tiempo para recuperarse”.

Expresó que las medidas tomadas por el Gobierno ayudan a que en el Producto Interno Bruto (PIB), continúe en caída, puesto que las actividades comerciales fueron interrumpidas  durante el mes de diciembre.

En opinión del docente de la UCAB, las expectativas son peores, ya que el gobierno  no resuelve, sino que agrava los problemas.

“Hacer un pronóstico para el año, significa pensar que el gobierno seguirá equivocándose,  pero tampoco sabemos si habrá un cambio en la revisión del gobierno o una revisión en lo que hace”.

Lamentó que el  presidente Nicolás Maduro, hubiese tenido importantes oportunidades para tomar mejores decisiones, a fin de aliviar las tensiones del país, más sin embargo, sólo las haya agravado de manera innecesario.

F/Elimpulso.com

Deja un comentario