Segundo delito económico en Venezuela es la ciberdelincuencia

cibercrimen

Los crímenes económicos son un problema constante que afectan a las organizaciones de todo el mundo, ningún sector escapa de esta amenaza. De estos delitos hay uno que ha aumentado progresivamente por el desarrollo constante de la tecnología: el cibercrimen.

La delincuencia de este tipo representa un peligro latente para todas las empresas, así lo consideran 37% de los entrevistados para la Encuesta Global sobre Delitos Económicos 2014 presentada por la firma PwC Espiñeira, Pachecho y Asociados en la Jornada de telecomunicaciones EXPOTIC 2014. La preocupación en Venezuela es aún mayor, ya que45% de las compañías reportaron haber sido víctimas de delitos económicos, 19% más que en 2011.

Con estos resultados, el país se ubica por encima de la media global, superando en crecimiento a todas las regiones y a las ocho economías emergentes (Brasil, China, India, Indonesia, México, Rusia, Turquía y Suráfrica). En este sondeo se encuestaron a 5.128 representantes de más de 95 países y Venezuela obtuvo el tercer lugar de participación en América Latina.

Tipos de delitos

El líder de los servicios forenses de PwC en Venezuela, Roberto Sánchez, mencionó que el delito económico no ha aumentando exponencialmente porque quizás las empresas están luchando “fuertemente” ante estas amenazas. “Estos cambios se traducen en una minimización de los riesgos tradicionales o al menos de los riesgos bajo los esquemas tradicionales, pero los riesgos evolucionan”, afirmó.

Asimismo, señaló que mundialmente el panorama no ha cambiado mucho, pero en Venezuela sí. En América Latina solo un país tiene peores números y es Argentina que lleva la batuta con 51% de reportes.

Entre los tipos de delitos, en el país criollo, el primero es malversación de activos (76%), cibercrimen (40%) y soborno y corrupción (36%). La ciberdelincuencia es el tercero en el mundo, pero en Venezuela es el segundo “por mucho”. Más de 20% de las empresas venezolanas son víctimas de este crimen.

Sánchez aseguró que de acuerdo a la última Encuesta Global de Seguridad de la Información, el número total de incidentes subió a 42,8 billones en todos los países, un incremento de 48% con respecto al 2013. “Cuando les preguntas a las organizaciones si están preocupadas por el delito económico, particularmente el cibercrimen, la respuesta es bastante abrumadora. Todas están preocupadas”.

¿Qué hacer para protegerse?

En su ponencia Sanchéz explicó que hay cinco acciones que pueden tomar las compañías para resguardarse contra el crimen tecnológico. Primero hay que desarrollar una estrategia que tenga “sentido común” y que esté alineada con la realidad del mercado.

Como segunda opción deben identificar sus activos de información más valiosos y asignar prioridades de protección, es más importante cuidar “las joyas de la corona”. También es importante entender a los adversarios para ayudar a reducir el tiempo de respuesta ante ataques.

Hay que evaluar los esquemas de seguridad de los socios, proveedores y vendedores, ya que un peligro a cualquiera de estos puede comprometer la información de la organización. Por último, es necesario colaborar con otros para “aumentar el conocimiento y disminuir las amenazas de seguridad cibernética”.

Cibercrimen

F/Globovision.com