Portadores de tradición cocinan con los sabores más chéveres

Una de las más suculentas formas para  conocer un país es a través de su gastronomía, pues ésta alberga una diversidad de características propias de una región. Venezuela cuenta con hombres y mujeres que han mantenido viva –a lo largo de los años– su riqueza culinaria.

La Feria Internacional de Turismo Venezuela (FitVen) 2014  honra a todos estos portadores de tradición, quienes han integrado a su vida el arte de cocinar, a través de sus experiencias en los fogones del hogar.

Tal es el caso de la señora Basílica Malpica, llamada de cariño “Basi”, oriunda de Valencia, estado Carabobo. Por más de 40 años ella deleitó el paladar de muchos venezolanos, conjugando los sabores en sus exquisitos platos, a la par de realizar una ardua tarea junto a su esposo: la crianza de dos hijos.

Basilica-Malpica.Chef-Venezolana.Foto_.Jesús-López-1

Basílica, de 71 años de edad, recuerda cómo el placer de la cocina la colmó de alegría innumerables momentos.

“Siempre en mi casa  me gustaba cocinar, yo veía a mis padres y aprendía con ellos. Después me casé y tuve la necesidad de trabajar, por lo que comencé en un restaurante. Ahí inicié como ayudante y fui aprendiendo mucho del chef, quien era de origen español. A los años, él se fue a su país y yo me quedé preparando sabrosos platos”.

Entre las primeras recetas elaboradas por Basi está el gustoso pabellón criollo, preparado con caraotas, tajadas, carne mechada, arroz y huevo, ¡realmente un manjar de dioses! Pero al hablar de sus preferidos, mencionó el arroz con pollo, por ser una sabrosa y sencilla receta, que fascina en todas las casas.

1794773_734561529972255_6093682141678650381_n

Lo que más le gusta preparar, sobre todo en las grandiosas fiestas decembrinas, son las tradicionales hallacas. Uno de los platos más elaborados y representativos del país, pues evoca a las raíces aborígenes, desde su cubierta en hojas de plátano hasta el suculento guiso que transmite la verdadera esencia de Venezuela.

“En Navidad no puede faltar una hallaca en la mesa de los venezolanos. Lleva ingredientes criollos y algunos de otros países. Yo la preparo con gallina, marrano y carne de primera. Le pongo cebollín, ajoporro, pimentón, cebolla y los condimentos: ajo, pimiento, aceituna, alcaparras y pasitas. Durante la Navidad y el Año Nuevo, sin duda no puede faltar”.

10150814_734561526638922_6638346401840675505_n

De las recetas españolas que ya llevan sello venezolano, Basi se identifica con la paella, pero al estilo criollo. Y es que a esta portadora de tradición, el sentimiento nacional la ha acompañado a todas partes. El secreto, refiere, está en la preparación, en el amor de las manos que elaboran las comidas.

“Cuando estás en otros países y te hablan de Venezuela, ¿qué recuerdas? Unas cachapas o una arepa rellena con carne mechada. Eso es lo que quisieras comer y es lo primero que haces cuando llegas”.

1484582_734561519972256_4620434435538222818_n

Bienmesabe: ¡un mágico dulce criollo!

Por supuesto, el dulce criollo no podría faltar, ya que aporta en cada comida el toque de alegría que caracteriza a los venezolanos. Como dice un cuento popular: “Se decía que el mejor bienmesabe era de la negra Contemplación, que el suyo tenía cualidades casi mágicas, que quien lo comía sentía que sus calamidades entraban en reposo y serenidad”.

Basi elaboraba este delicioso postre de la siguiente manera:

d8ac222a7d46da8b2ffa18a00b501c19

“El bienmesabe se prepara con coco. Se elabora primero el bizcochuelo, lleva una crema, maicena, leche de coco y leche condensada. Se hace la preparación y luego un sirope. Se baña el bizcochuelo con esa crema y se le pone canela. ¡Al venezolano le gusta mucho el bienmesabe!, al igual que la torta de guanábana y los dulces de lechosa y de plátano, así como la jalea de plátano. Eso es el sabor criollo”.

La señora Basílica muestra su amor por Venezuela, así como todos aquellos hombres y mujeres que han abanderado por todo lo alto el tricolor nacional, reflejando, a través de sus exquisitas comidas, la historia, cultura y manifestaciones autóctonas.

1517923_734561523305589_7859416699251296274_n

La FitVen 2014 exalta la labor de los portadores de tradición, quienes –aun sin haber estudiado– deleitan los paladares con su particular arte de cocinar, ¡a la venezolana!

¡Ser portador de tradición es sentirse orgulloso de construir los destinos más chéveres!

 Fuente: @MinturVenezuela