Paralelo es estimulado por escasez de divisas

dolares.jpg_1813825294

Aunque distintos sectores de la economía observan el valor de la divisa en el mercado negro para calcular el precio de bienes y servicios, éste no tiene sustento en cálculos financieros reales, opinan los expertos consultados por este rotativo.

Sin embargo, explican que la reducción de más del 60% en las divisas ofertadas al sector privado, la inflación reflejada en el incremento de los precios de los productos de la canasta básica, la liquidez en bolívares, sumado a la distorsión en la actividad fronteriza en la se que toma el valor de la compra venta de divisas en esta zona, son los factores que dan impulso al paralelo.

Ante el alza repentina del valor del dólar en el mercado negro, pasando de 305 bolívares a 422 en solo 10 días, el economista Pablo Giménez, coordinador nacional del Programa de Formación  de Grado en Economía Política de la Universidad Bolivariana de Venezuela, afirma que esto responde a intenciones políticas.

“Al principio utilizaron una metodología, que era un poco más real, ahora la metodología está basada en las transacciones que hacen las casas de cambio de la frontera, cuantos bolívares se necesitan para comprar un dólar en Colombia, ellos hacen una encuesta y según el volumen de operaciones estiman el precio de la divisa y terminan imponiéndoselo a la economía; sin base productiva ni económica, es un mercado ilegal”, aseveró.

A juicio del economista Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica, el precio del paralelo es definido por lo que se pueda pagar, “en ausencia de mercados (oferentes) con todas las distorsiones que tiene Venezuela y de precios relativos, el valor de un dólar es el precio que la gente esté dispuesta a pagar, no se puede hablar del valor de un dólar cuando no se puede acceder a él”.

Sobre el valor determinado en la frontera, Oliveros, sostiene que el precio de este sector,  “un mercado pequeño que es susceptible a ser manipulable”. No obstante, opina que el problema de fondo está en que el Gobierno “acabo en el año 2010 con el mercado formal de la permuta, hoy el Simadi no es un mercado para poder tener el precio de la divisa”.

Además, agrega que se debe sumar la caída de más de 60% en la liquidación de divisas al sector privado, que según los voceros de Gobierno corresponde a la caída en los precios del barril petrolero, mermando el ingreso de divisas al Estado y por ende a los sistemas de divisas existentes.

De acuerdo con Oliveros otro factor que incide en el mercado negro es que “cada vez es mayor la erogación de bolívares por parte del Banco Central de Venezuela al sistema para financiar al Gobierno; hay muy poca credibilidad en las acciones del Gobierno y la gente no tiene claro cuál va a ser el rumbo”; aunado la escasez, “hay una escalada inflacionaria donde la gente busca protegerse adquiriendo divisas”.

“Antes el que más podía, compraba un apartamento, un carro, un electrodoméstico, hoy esos productos están inexistentes o los precios son muy elevados, prefieren comprar unos pocos dólares; cuando se mezclan esos factores más la distorsión de la actividad fronteriza que se ve afectada por la nueva disposición por el número de veces que puedes pasar la frontera, todos esos elementos suman y quedan reflejados en esta alza del paralelo”.

En tanto, Tamara Herrera, también economista, señala que el precio publicado a través del portal web no es establecido bajo los parámetros económicos. “El precio del dólar paralelo no se corresponde con la realidad productiva del país”, indicó.

Frente al difícil escenario económico del país, Oliveros, no descarta que el Sistema Marginal de Divisas, pueda brindar cierto oxígeno a la economía.

“El Gobierno tiene una oportunidad de bajar las expectativas si efectivamente usa el Simadi como un verdadero mecanismos donde funcione la oferta y la demanda, donde el Estado coloque divisas para quitarle el peso a cualquier página web o al dólar fronterizo, pero hasta ahora no lo han hecho, el Gobierno es el que tiene que tomar las acciones para que el paralelo baje, para que la página web deje de ser referencia”, manifestó.

F/Panorama.com.ve

Deja un comentario