Venezuela se hunde: Índice Global de competitividad económica en América Latina

México cayó seis lugares en el ranking de competitividad mundial 2016, de acuerdo con el Índice Global de Competitividad del IMD (elaborado por la Escuela de Negocios de Suiza) al ubicarse en la posición número 45, mientras el año anterior se encontraba en la número 39. En este sentido, 61 economías han sido analizadas.

Mientras tanto, Estados Unidos perdió el liderazgo en competitividad después de tres años de liderazgo y descendió hasta el tercer puesto. El estudio refiere que el país más competitivo económicamente ahora es Hong Kong , seguido de Suiza.

“Estados Unidos aún cuenta con el mejor rendimiento económico en el mundo, pero hay otros factores que se toman en cuenta al evaluar la competitividad. El poder absoluto de la economía de los Estados Unidos ya no es suficiente para mantenerlo”, sostuvo Arturo Bris, director del Centro de Competitividad del IMD, en un comunicado.

En la edición de 2016, el primer lugar lo ocupa Hong Kong; Suiza, el segundo y Estados Unidos, el tercero. Le siguen Singapur, Suecia, Dinamarca, Irlanda, los Países Bajos, Noruega y Canadá, naciones que forman parte del top de los 10 más competitivos en todo el mundo.

Mientras tanto, informa que Chile se coloca en la mejor posición de las naciones de América Latina, en el lugar 36 y le sigue México. Mientras Argentina ocupa la posición 55 y es el único de la a región que ha mejorado su posición respecto al año anterior. Venezuela, como es de esperar, ocupa el puesto 61, es decir, el último.

“El crecimiento económico impulsado por la innovación en los países más pobres mejora la competitividad, pero también aumenta la desigualdad. Esto es obviamente un asunto que requiere atención a largo plazo”, acotó.

El documento detalla que la clasificación de los países se basa en el análisis de más de 340 criterios, derivados de cuatro factores principales: desempeño económico, eficiencia gubernamental, eficiencia empresarial e infraestructura.

Las respuestas de un estudio en profundidad de más de 5.400 ejecutivos de negocios, que se les pide para evaluar la situación en sus propios países, también se toman en consideración.

“Es claro que el crecimiento económico actual no es de ninguna manera una garantía de competitividad futura.

“A naciones tan diferentes como China continental y Qatar les va muy bien en términos de rendimiento económico, pero siguen siendo débiles en otros pilares tales como la eficiencia del Gobierno y la infraestructura”, precisó Bris.

Asimismo, manifestó que entre los factores que están impulsando el crecimiento de Hong Kong está su compromiso con un entorno favorable para los empresarios, como por ejemplo fomentar la innovación y no imponer restricciones sobre los flujos de capital hacia o desde el territorio, además de ser una puerta de entrada para la inversión extranjera directa.

Mientras que Suiza ha puesto énfasis en el compromiso con la calidad, lo que le permite que reaccione con rapidez para elevar sus índices económicos. Este estudio, que se elabora desde hace 25 años, revela también que se le da importancia a los temores de que los ricos se hacen más ricos y los pobres más pobres.

“Desde 1995, el mundo se ha vuelto cada vez más desigual en términos de diferencias de ingresos entre los países”, comentó el especialista.

F/Forbes.

Deja un comentario