Escasez de billetes fortalece el uso de la banca electrónica

banca1.jpg_1813825294

Ante la escasez de billetes de alta denominación (Bs. 100 y Bs. 50), la limitación de los montos a retirar en cajeros automáticos, sumado al aumento de billetes de baja denominación en las taquillas bancarias, la banca electrónica está cobrando mayor fuerza en las transacciones diarias.  

“La mayor parte de mis transacciones las hago por internet. Pago los servicios, como luz y cable, así como los planes de los teléfonos celulares, y todo lo que pueda pagar por allí. Muy poco uso efectivo, y ahora que hay escasez de billetes, pues menos”, contó al diario Nella Díaz.

También ha repuntado el uso del plástico: tarjetas de débito y crédito. María Castillo, administradora de un local, dijo que “uso las tarjetas para todo, donde me la acepten. En la mayoría de los locales aceptan las de débito desde 50 bolívares; mientras que la de crédito es un poco mayor, a partir de 500 bolívares. Ahora las uso más por el tema que hay escasez de billetes de 100 y 50, también es más seguro que andar con pacas de billetes”.

Precisamente, sobre el uso de las tarjetas, la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), en su informe del primer trimestre del año, señala que en el país los tarjetahabientes usaron más de 77 millones de veces su tarjeta (de crédito) para cancelar sus compras, un repunte de 35% con respecto al trimestre de 2014.

Sin embargo, aún gran parte de las transacciones diarias se hacen en efectivo; pese a que según la Sudeban, el índice de bancarización en Venezuela se ubicó entre 58,30% a 69,96% de la población en 2013 (el último informe disponible). 

Solo en julio pasado, la liquidez monetaria se ubicó en  Bs. 2 mil 807 mil 599 millones, un incremento de 88,76% en comparación julio de 2014, cuando se ubicó en Bs. 1.487.428 millones.

El representante de la Asociación Bancaria de Venezuela (Asobanca), el economista José Grasso Vecchio, ha sido uno de los defensores y propulsores de la banca electrónica, y afirma que ante la coyuntura actual, la banca tienen el reto de impulsarla; es decir, ve en la crisis oportunidades.

“Una batalla que yo daría es por modernizar los medios de pago: más bancarización, banca electrónica y móvil, y menos cheque y efectivo”.

Para Grasso Vecchio, actualmente en el país “se hace exceso de uso de efectivo. Debe darse impulso a corresponsales no bancarios, domiciliar pagos, banca electrónica”.

El expresidente de Asobanca puso como ejemplo que “los países nórdicos (como Dinamarca) están en proceso de “eliminar el uso de efectivo y que todo sea electrónico, tarjetas, domiciliación de pagos y por pagos desde el celular”.

Para el representante de Asobanca, en “Venezuela se ha venido incrementando el uso de la banca electrónica y la domiciliación de pagos, debemos seguir avanzando en esos aspectos lo que además de todas las ventajas que hemos aquí señalado descongestionará definitivamente las agencias bancarias”. Asimismo, dijo que “los medios de pago por vía telefónica o banca celular, son otra modalidad en expansión, y en la medida en que vayan siendo adoptados, competirán con el resto de los instrumentos”. 

El país ha tenido logros en banca electrónica y así lo refleja un informe de la firma ComScore, en el que señala que Venezuela —seguido de Chile y Brasil— lideraba para el año pasado el  uso de Banca Online en América Latina. De acuerdo con el estudio, casi la mitad de la población online venezolana visitaba sitios de banca, haciendo al país líder en su región con un 47% de alcance.

Al respecto, el economista Javier Hernández, afirma que “el Gobierno debe ocuparse de masificar el uso del dinero electrónico, tanto en volumen como en alcance. Hoy es común que los establecimientos no acepten pago electrónico porque los puntos de ventas están dañados y notablemente escasos”. 

Agregó que hay que “dotar al territorio de la infraestructura de telecomunicaciones necesaria para que el dinero electrónico se haga presente en cada vez mayor cantidad de rincones del territorio, impulsando la bancarización que aún hoy es reducida en buena parte del interior del país”.

No obstante, Hernández sostiene que “por supuesto (el Gobierno) debe tomar medidas de ajuste económico que restauren equilibrios mínimos, desaceleren la inflación, mejoren el abastecimiento y detengan la formación de expectativas negativas”.

F/ Panorama

Deja un comentario