El cine venezolano que viene (o no) en 2015

Cuarenta y tres películas nacionales están en la lista de estrenos. Algunas de ellas tienen varios años de espera. La poca producción preocupa al sector, que viene de exhibir 25 largometrajes en 2014.

3-bellezas-clímax-5-1100x618

El cronograma de estrenos del cine venezolano en 2015 incluye 43 películas. El documento también lleva implícito la palabra tentativo. No se olvide que el año pasado sólo se exhibieron 25 de los 54 largometrajes que había prometido el Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC). Las protestas, la dificultad para conseguir divisas y la escasez de materiales retrasaron varias cintas —que llegarán a la cartelera en los próximos meses.

La primera película nacional que se verá este nuevo año será Tres bellezas, de Carlos Caridad Montero. El largometraje, sobre el deseo de una madre de convertir en reina de belleza a una de sus hijas, se exhibirá desde el 23 de enero en las salas. A su director le costó más de seis meses realizar los efectos digitales del filme, que ya tuvo proyecciones en el Festival de Cine de Sao Paulo.

3bellezas-clímax-2

Enero también servirá para el estreno de Nikkei, una coproducción Venezuela-Perú que tendrá por fin sus exhibiciones comerciales tras cuatro años de espera. La cinta de Kaori Flores Yonekura, un documental en el que se muestra la inmigración japonesa a Latinoamérica, ya se proyectó a finales de 2012 en la Cinemateca Nacional. También participó en más de 20 certámenes locales y extranjeros, que le dieron algunos reconocimientos.

2015 será el año de (re)estrenar documentales. Hay algunos recientes y otros de vieja data. Leonardo Favio: La estética de la ternura (Andrés y Luis Rodríguez, 2013), el 24 de abril; El silencio de las moscas (Eliézer Arias, 2013), el 17 de julio; y El laberinto de lo posible (Wanadi Siso, 2013), el 16 de octubre, destacan en una programación que incluye 13 largometrajes de no ficción. En 2014 se estrenaron cinco; en 2013 y 2012, tres en cada uno.

La ficción también tendrá sus títulos en diferentes géneros. El infierno de Gaspar Mendoza, la producción de suspenso de la Villa del cine, a cargo de Julián Balán;Tamara, un biopic de Tamara Adrián, dirigido por Elia Schneider; La planta insolente, una película de Román Chalbaud sobre Cipriano Castro; y El último regalo, una historia de amor homosexual de Lorenzo Vigas lucen como lo más atractivo de una lista que tiene varias coproducciones y óperas primas.

3-bellezas-clímax-3

La comedia con sello local tampoco faltará en la cartelera. Manuel Pifano estrenará, dos años después, Qué pea y Cómo casarme antes de los 30; mientras que Carlos Malavé volverá a las salas con Solteras in-disponibles y Más sexo que amor. También está en el cronograma Todo por la taquilla, un filme de Héctor Puche que se filmó en 2011; y El show de Willy, el regreso de Fernando Venturini a la dirección después del policial 3 noches (2001).

Más allá del número de estrenos, y de la calidad de las películas, hay algo que preocupa a una parte del sector cinematográfico: mientras la exhibición aumenta, la producción disminuye. Según la Cámara Venezolana de Productores de Largometraje (Caveprol), entre 2012, 2013 y la primera mitad de 2014, sólo se aprobaron seis largos a través del CNAC y se realizaron cuatro de forma independiente. Entiéndase: varios de los últimos estrenos, y de otros que vendrán, corresponden a cintas financiadas antes de 2012.

La mayor exigencia en la aprobación de proyectos del CNAC, la falta de estímulos de la inversión privada, la crisis económica. Todo ha afectado a un cine que en 2014 llevó a casi cuatro millones y medio de espectadores a las salas. “No podemos dejar de producir. Los logros alcanzados pueden desaparecer fácilmente. Si no realizamos películas, perderemos nuestro público. Los técnicos y actores desaparecen. Si no hay producción, directores, guionistas, cinematógrafos, no tendrán cómo ejercer sus oficios. Sin la experiencia no creceremos ni podremos consolidarnos como industria”, dijo Caupolicán Ovalles, presidente de Caveprol, que aboga por la escogencia de un número de proyectos de forma anual para mantener la continuidad. El cine venezolano espera por nuevas películas.

Los primeros 10 estrenos del año (fechas tentativas):

Tres bellezas (Carlos Caridad Montero): 23 de enero.
Nikkei (Kaori Flores Yonekura): 30 de enero
Sabino, las últimas fronteras (Carlos Azpúrua): 6 de febrero
Francisco Massiani (Manuel Guzmán): 13 de febrero
Lo primero es la tierra (Carlos Brito): 20 de febrero
Km 72 (Samuel Henríquez): 6 de marzo
El infierno de Gaspar Mendoza (Julián Balán): 13 de marzo
Lo que lleva el río (Mario Crespo): 20 de marzo
El desertor (Raúl Chamorro): 27 de marzo
Hasta que la muerte nos separe (Abraham Pulido): 3 de abril

F/Elestimulo.com

Deja un comentario