¿Dónde fue a parar todo el dinero de Venezuela para los Juegos Olímpicos?

Captura-de-pantalla-2016-08-25-a-las-4.06.20-p.m.

A pesar de que, según el ministro de deporte de Venezuela, Mervin Maldonado, “el presidente Maduro ha pedido que el deporte sea una política de prioridad de Estado” —aunque la situación económica, política y social del país es cada vez más complicada, y el venezolano padece una cruenta crisis que amenaza cada aspecto de la vida—, la realidad de la situación deportiva del país es verdaderamente deprimente y la inversión ha sido escandalosa.

Para los Juegos Olímpicos (JJOO) de Río 2016 las expectativas, parece, eran grandes; desde el Estado la denominada “Generación de Oro”, prometía. Pero los resultados no fueron precisamente los que se esperaban; tomando en cuenta que hubo una inversión descomunal con el fin de recibir más medallas de oro en casa.

Según el viceministro de Alto Rendimiento, José Alejandro Terán, Venezuela gastó en los JJOO de Río la inmensa suma US$150 millones, destinados a la preparación de los atletas venezolanos en ruta olímpica.

Para desglosar los montos, la inversión comprende lo siguiente: en agosto de 2015 se asignaron USD$23 millones para toda la ruta olímpica; luego, Bs.123 millones de bolívares para la cancelación de becas y premios en metálico de los representantes en los Juegos Panamericanos. EUR€15 millones 500 mil para “el desarrollo integral de los atletas” que se estaban preparando en Europa. Bs.520 millones para el incremento de becas a diferentes atletas. El Ejecutivo aprobó Bs.123 millones para culminar el ciclo olímpico, y, por último, USD$11 millones, provenientes del Estado, para la estadía de la delegación en la sede de los Juegos Olímpicos.

Por lo tanto, al sacar las cuentas, y al determinar el dinero que se invirtió en cada atleta durante la ruta olímpica, se tiene como resultado que en cada deportista se gastó US$61.818, EUR€ 27.272 y Bs.1.363.636, según el portal El Estímulo; no obstante, la historia presuntamente es diferente.

Atletas no fueron realmente ayudados por el Estado venezolano

Según los testimonios de los mismos atletas, el dinero que el Estado “invirtió” en ellos no fue percibido.

El nadador de aguas abiertas Erwin Maldonado dijo a la agencia internacional AFP que debió vender su carro para poder pagar su participación en los diferentes torneos en los que estuvo presente.

“Fui la oveja negra. No fui prioridad, no era prioridad. Tuve que vender mi vehículo para prepararme. El Comité Olímpico me ayudó, pero otros no, y todos los deportistas somos iguales”, dijo Maldonado en su momento.

De acuerdo con el nadador su caso no es particular, según él, son la mayoría de los atletas los que padecen el desamparo del Gobierno. Asimismo, relató a AFP que espera poder hablar con el presidente Maduro: “Ojalá Dios me dé la oportunidad de hablar con él (Nicolás Maduro) y decirle lo que estoy padeciendo. Él destinó mucho dinero al deporte, que llegó a algunos deportistas, a otros no”.

“Me entrené en Ecuador, recibí ayuda del Ministerio del Deporte, pero tarde. No tuve paz y tranquilidad. Ahora mi entrenador Juan Carlos Tenorio se va del país, espero irme con él. Se va a Chile, donde fue valorado como debe ser”, aseguró Maldonado.

Además de él, hubo otros atletas que denunciaron casos similares, incluso durante el ciclo olímpico, como fue el caso de Rosa Rodríguez, Elías Malavé, Alberth Bravo y Narcelys Soto, que acudieron a las redes sociales y medios locales para alzar la voz.

El dinero nunca llegó

Por otra parte, en un artículo publicado en El Estímulo se señala que el presupuesto de la nación para 2016 contempla que 42% del dinero asignado para el desarrollo del país sería destinado al ámbito social, en áreas como viviendas, deporte y cultura; sin embargo, fuentes cercanas al Ministerio para la Juventud y el Deporte —que prefirieron mantenerse bajo el anonimato—, afirmaron a El Estímulo que el dinero nunca llegó.

La monumental “inversión” de Venezuela en los Juegos Olímpicos y el deprimente fracaso

Al comparar la presunta y masiva inversión de Venezuela a la preparación de los atletas nacionales a los Juegos Olímpicos con la de otros países, surge la interrogante por qué la selección criolla tuvo unos resultados tan mediocres: una sola medalla de plata y dos de bronce.

La alta suma invertida por el Gobierno de Venezuela representa 83% de lo invertido por España, y 44% de la inversión de Australia.

En el caso del primer país, que gastó US$180 millones, participó en las olimpiadas con 305 atletas y logró llevar a casa 7 medallas de oro, 4 de plata y 6 de bronce.

Australia invirtió US$ 350 millones y finalizó en décimo lugar a nivel global: 8 medallas de oro, 11 de plata y 10 de bronce; y, envió a Río 2016 424 atletas.

En contraste con ambas naciones, Venezuela solo envió 86 deportistas a participar en estos Juegos Olímpicos.

Al comparar con países de Latinoamérica, el presupuesto de Venezuela fue sumamente superior al de otras naciones, como, por ejemplo, el caso de Colombia.

El país vecino invirtió solamente, por parte del Estado, US$25 millones en la preparación de los atletas a los Juegos Olímpicos, y, en cambio, logró clasificar 60 atletas más que Venezuela y tuvo un resultado mucho más exitoso: 3 medallas de oro, dos de plata y tres de bronce.

Por último, al tomar en cuenta la estadía en la Villa Olímpica, la cantidad también fue descomunal. Para la permanencia de la delegación venezolana el Estado asignó US$ 11 millones; esto significó un millón de dólares más que Alemania, en el mismo recinto, y con 425 atletas.

F/Panampost.com

Deja un comentario