Desaceleración mundial impactó en la caída de la cesta criolla

petroleogEl petróleo venezolano promedió $40,51 por barril en el lapso del 21 al 25 de septiembre, lo cual representó una disminución de 0,28 centavos de dólar (0,70%) en comparación con la semana anterior, cuando cerró en $40,79 por barril, informó el Ministerio para Petróleo y Minería en su página web.

“Los precios promedios semanales bajaron en un mercado que siguió centrando su atención en las señales de desaceleración de las economías emergentes y abundantes suministros”, refirió el organismo ministerial.

A juicio del coordinador de la Maestría Internacional de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Alfredo Ordóñez, “el haberse recogido China a nivel económico repercute en las compras de petróleo que realizan, y esto trae como consecuencia que veamos en el mercado una sobreoferta mucho más marcada de crudo”.

El estancamiento del crecimiento chino no significa que se detenga todo el flujo comercial, tanto de exportaciones como de importaciones, a pesar de las medidas de devaluar el yuan el mes pasado por el Banco Central de China.

El analista señaló que, además de una desaceleración de las economías emergentes, como lo refiere el ente ministerial, se está observando una desaceleración de la economía mundial.

El tercer elemento

Existe un tercer elemento que distorsiona los precios del petróleo y que impacta en los mercados, y tiene que ver con la diversificación energética.

“Las inversiones en el nuevo sistema económico en cuanto a energía, particularmente las energías alternativas, han ido creciendo en contraposición con las inversiones que realizan las grandes empresas transnacionales en energía tradicional, y esto tiene un impacto en los mercados”, agregó Ordóñez.

Perspectivas

De acuerdo con el reciente informe de Goldman Sachs, las perspectivas del precio petrolero para finales del año se mantienen hacia la baja; inclusive, el grupo líder de la banca de inversión a escala mundial ha indicado que el precio del crudo podría oscilar entre los $20 barriles por día.

“Es delicado plantear tal situación, y esto podría depender aún más de los factores de carácter geopolítico que puedan ocurrir de aquí hasta el final del año”, subrayó el internacionalista venezolano Alfredo Ordóñez.

Agregó que todo movimiento geopolítico, en especial un enfrentamiento bélico, repercutirá en el precio del petróleo, pero hacia una tendencia alcista.

“Por ejemplo, Francia ha ido incrementando su presencia militar en Siria, las catástrofes de origen ambiental, como en Chile o Filipinas, son situaciones que más bien generan que los precios petroleros se incrementen, porque los precios del petróleo se maneja a través de las expectativas en los mercados bursátiles”, señaló Ordóñez.

Argumentó que si en el mundo continúa aumentando situaciones que pongan en peligro la paz internacional, “será casi imposible que el precio del crudo baje tan abruptamente”.

En el caso de los refugiados sirios en Europa, por ejemplo, influiría positivamente en el precio del crudo.

A juicio de Ordónez “esto implicaría mayor demanda de energía en Europa fundamentalmente y, en consecuencia, es imposible que veamos unos precios tan bajos como lo prevé en su informe Goldman Sachs”.

Repercusiones de la gira

Con respecto a la recuperación de los precios petroleros por medio de un consenso entre los productores de la Opep y fuera del cártel, el analista petrolero, Alfredo Ordóñez, manifestó que “el intento de llevar a una mesa de discusión el tema es positivo, pero no fue efectivo porque no estaba adecuada respecto a la realidad que se está viviendo”.

Manifestó que países como Arabia Saudita no le interesa un precio tan bajo, porque tiene “como aguantar” la presión.

“Ellos (Arabia Saudita) van a preocuparse cuando los precios del barril de petróleo ronden los $14”, recalcó el analista internacional.

En el caso de Rusia, dijo que ese país ha estado coqueteando con la idea de equilibrar los precios a $70, pero no hay nada oficial por parte de su gobierno.

Los otros mercados

Por su parte, la cesta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) evidenció, la semana pasada, una disminución de apenas 0,03 centavos de dólar, al ubicarse en $44,23 por barril.

Los principales indicadores de Estados Unidos y Europa, el West Texas Intermediate (WTI) y el Brent, se mantuvieron casi estables en comparación con su comportamiento que tuvieron la semana anterior.

El WTI marcó una media de $45,32 por barril, lo que significó una reducción de 0,13 centavos de dólar, mientras que el Brent subió apenas 0,06 centavos, al promediar $48,28 por barril.

Deja un comentario