CNN Money: El bolívar vale menos que un centavo de dólar

bolivares-billetes-625x350-755x380

El portal CNN Money  publicó un artículo en el que presenta un análisis de la economía venezolana, en el que asegura que un bolívar vale menos que un centavo de dólar.

Traducción del trabajo periodístico:

La economía venezolana está implosionando, su moneda el Bolívar vale literalmente menos que un centavo.

Hace un mes, un dólar valía 279 bolívares. Eso ya era bastante sombrío para Venezuela. Ahora, un dólar equivale a 408 bolívares, de acuerdo a cifras extraoficiales de casas de cambio, de las que la mayoría de los venezolanos reciben cuando se trata de hacer comercio de divisas.

Puesto de otra manera, un bolívar equivale a 0,002 dólares, menos que un centavo. La moneda extranjera ha perdido la mitad de su valor desde comienzos del mes de mayo, de acuerdo a portales no oficiales.

Es otra señal de que posiblemente la economía de Venezuela sea la peor del mundo. Venezuela sustenta su economía en la exportación de petróleo, que ya está bajo presión debido a la caída de los precios del petróleo desde el año pasado.

Las consecuencias

El presidente socialista Nicolás Maduro ha promocionado la Revolución Bolivariana, iniciada por su predecesor fallecido Hugo Chávez, como un movimiento exitoso. El objetivo es distribuir equitativamente las riquezas entre todos los habitantes del país. Maduro ha continuado con programas de gasto público masivo para atraer a los pobres del país.

Pero la implosión del Bolívar ha creado más desigualdad. Hay una gran división entre los venezolanos que pueden pagar para cambiar los bolívares por dólares y quienes no pueden hacerlo. La brecha más evidente es en los comercios y supermercados.

El Gobierno importa mucho de los alimentos que se consumen, como papel toilet, carne de res y champú, pero  no pueden pagar más por estos bienes. Los venezolanos esperan por horas fuera de los supermercados, esperando poder conseguir productos básicos como leche y harina.

El gobierno de Maduro ahora trueca en sus acuerdos comerciales. Uruguay paga a Venezuela carne por compra de combustible. En febrero, el primer ministro de Trinidad y Tobago ofreció cambiar papel toilet por gasolina. Funcionarios venezolanos declinaron comentar al respecto, de acu7erdo a Bloomberg.

Algunos signos de advertencia para Venezuela y su economía:

1.- La compañías americanas están siendo aplastadas en Venezuela: Muchas empresas norteamericanas hacen negocios en Venezuela, y hay muchas perdiendo millones de dólares.. Coke (COKE), American Airlines (AAL), IBM (IBM, Tech30) e incluso Disney  han dicho que están expuestas  a pérdidas debido a la moneda de Venezuela.

La moneda devaluada está perjudicando sus ingresos. Oracle  perdió $111 millones en Venezuela en su último año fiscal. Ford  perdió $800 millones el año pasado.

Maduro presentó en el país el cuarto sistema de tipo de cambio. Las compañías americanas no están seguras qué tipo de cambio utilizar. Si Pepsi usa un tipo de cambio, el SICAD, entonces pierde 160 millones de dólares, pero si usa el nuevo cambio el SIMADI: “Hubiéramos incurrido en una carga neta de aproximadamente 480 millones dólares”, dijo Pepsi en sus ganancias.

2.- Obama aplica sanciones a Venezuela: En marzo el Presidente Barack Obama anunció sanciones contra siete altos funcionarios del Gobierno de Venezuela y algunos militares. Todos con bienes en Estados Unidos, incluso casas, carros, cuentas bancarias, las cuales fueron congeladas o confiscadas.

Maduro arremetió contra Obama, llamando a las sanciones un movimiento imperialista. Creó tensión en la Cumbre de las Américas celebrada en Panamá en Abril, pero Obama ganó más seguidores al renovar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

3.- Default en Octubre: El gran final tumultuoso de Venezuela podría llegar en octubre de 2015. El gobierno debe cerca de 5 billones de dólares, y pocos están convencidos de que el Maduro y su Gobierno pueda pagar las cuentas. Venezuela podría caer en default, enviando al país al país aún más en el fango económico.

F/Money.cnn.com

Deja un comentario