CNE valora no realizar el revocatorio ni las elecciones regionales este año

Para finales de 2016, con el respaldo de la Constitución de Venezuela, deberían realizarse dos elecciones: el referéndum revocatorio que podría llevarse a cabo en noviembre (si se cumplen los lapsos establecidos en el artículo 72) y las regionales, ya que termina el periodo de cuatro años de los gobernadores. Sin embargo, el Consejo Nacional Electoral (CNE) parece no tener intención de efectuar ninguna este año.

El CNE se encuentra valorando una propuesta de cronograma electoral –filtrado por fuentes del organismo– que señala que tras cumplir los períodos de tiempo, la recolección de firmas del 20 por ciento de los electores para activar el revocatorio al mandato del presidente Nicolás Maduro podría comenzar el domingo 30 de octubre y la consulta se haría el 12 de marzo de 2017.

La postulación de candidatos a gobernadores se propone para diciembre (después de definir los partidos aptos para inscribirlos), la campaña para los primeros meses de 2017 y las regionales para finales de junio, según ‘El Nacional’.

Ante esto, el representante de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ante el Consejo Nacional Electoral (CNE), Vicente Bello, lamentó el pasado martes que ya no se podrán celebrar ni las elecciones regionales ni el referéndum revocatorio contra Maduro en lo que resta de 2016 debido a los lentos procedimientos y a falta de presupuesto.

Bello, que cree que estas votaciones no se podrán llevar a cabo hasta junio de 2017, ha explicado que el Poder Electoral no cuenta con presupuesto, tal y como reflejó ‘Globovisión’, pero que tampoco ha habido notificación por parte del ente a los miembros de la mesa que se sortearon el pasado mes de marzo.

“Su notificación y adiestramiento toma unos cinco meses y debió empezar en mayo. No se hizo”, indicó Bello.

De acuerdo con el cronograma que se evalúa, la preparación de las máquinas electorales con la información de las regionales podría efectuarse en marzo de 2017 –justo después de la realización del revocatorio–, y después se llevaría a cabo la formación de los miembros de la mesa y la acreditación de testigos (entre mayo y junio).

De este modo, el consultor político Aníbal Sánchez afirmó que “los procesos podrían realizarse en paralelo porque las máquinas para renovar los partidos no serían las mismas que se utilizarán para la recolección del 20 por ciento”, expresó.

Sánchez indicó que ese cronograma evidencia que el CNE no desea que en 2016 haya una consulta electoral. “El CNE, al ver que el Gobierno no está favorecido en las encuestas, no tiene la intención de realizar ninguna elección este año. El revocatorio puede hacerse en 2016 si se recortan aspectos técnicos. La validación de 15 días de las firmas del 20 por ciento no es necesaria con el sistema automatizado, por ejemplo”.

Sin embargo, los dirigentes de la MUD estiman que, si el CNE cumple con todos los plazos, el referéndum se podría celebrar en diciembre del presente año.

Esta fecha cumpliría con las expectativas de la oposición, ya que quieren que se realice la consulta antes del 10 de enero de 2017, cuando se cumplen cuatro años del periodo que inició Chávez y viene completando Maduro. En el caso de que ganase el ‘Sí’ en la consulta contra Maduro, pero fuera después de ese 10 de enero, no habría nuevas elecciones y ocuparía el cargo de presidente el actual vicepresidente de Venezuela, Aristóbulo Istúriz.

Para que el mandato presidencial llegue a su fin deben votar a favor un número igual o superior de electores a los que apoyaron la elección, en el caso de Maduro 7,5 millones, con una participación mínima del 25 por ciento, unos 4,8 millones.

F/Notimérica

Deja un comentario