¿Bolívar fuerte? El valor que tiene en la actualidad un billete de 100

8e4657121e4780b60083735f9b3acf3abolivarescien985

“Un billete de 100 bolívares no alcanza para nada”, fue el comentario más recurrente de personas consultadas sobre lo qué podían adquirir con el signo monetario de más alta denominación

Para el estudiante Edwer Cedeño, ya Bs 100 son insuficientes hasta para desayunar. Solo alcanzan para comprar una empanada o un jugo pequeño. “Las autoridades tienen que hacer algo urgente para mejorar la economía, porque la plata no vale nada”, expresó.

El ama de casa Lisela Rivas señaló que “quedan pocas cosas que valgan 100 bolívares, así suban, le vuelvan a agregar el cero (0) a la derecha, sería igual porque todo está muy caro”.

Agregó que cuando sale de su casa gasta eso y hasta más solamente en pasajes.

El técnico Esquilista Marquiel López cree que es necesario que en el país circule una moneda de más alta denominación. “Con Bs 100 de broma alcanza para pagar el pasaje. Acabo de comprar un jugo y me costó Bs 150, que hace seis meses estaba en Bs 40”.

Un pastelito, una empanada, un perro caliente pequeño, un encendedor o un pan sobado son algunas de las cosas que todavía se pueden comprar con el billete.

En el pasado

Según los anuncios publicitarios de la prensa regional, en 2007, antes de la reconversión monetaria, un perro caliente costaba Bs 1.300, lo que equivaldría a Bs 1,3.

Con 100 mil bolívares, es decir Bs 100 de los actuales, se podían adquirir dos celulares o dos pares de lentes de montura.

En 2008, cuando ya se comenzaban a manejar las cifras sin los tres ceros que le quitaron a la moneda, tres metros de porcelanato tenían un precio inferior a los Bs 100. Hoy en día saldrían en Bs 21 mil.

También era posible pagar un cuñete de pintura que hoy cuesta Bs 7 mil; así como una lijadora y cartuchos de tinta para impresoras, que actualmente rondan los Bs 16 mil cada uno.

Aunque el Banco Central de Venezuela (BCV) no ha publicado el comportamiento de la inflación este año, el bolsillo de los ciudadanos se ve afectado cada vez que hacen alguna compra.

“Todas las semanas aumentan los artículos. No es posible que un café con leche mediano lo vendan en Bs 95, cuando a comienzos de año no pasaba de Bs 30”, dijo la asistente Yajaira Acosta.

Algunas organizaciones internacionales como el Bank Of América o el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectan una inflación anualizada de más de 100%, según publicaron diarios de circulación nacional en el mes de julio.

Reactivar la economía

El expresidente de la Federación del Colegio de Administradores de Venezuela y profesor universitario, Benito Gómez, manifestó que es necesario fortalecer la economía, pero para ello se requieren políticas oficiales que permitan impulsar la producción nacional.

Agregó que aunque circulen billetes de Bs 500 o de 1.000, esa medida por si sola no va a aumentar el poder adquisitivo de los trabajadores.

Explicó que ciertamente es necesaria una moneda de mayor valor porque cada vez se ameritan más billetes para comprar menos cosas.

“Esto es lo que ha generado el problema en los bancos. Usted va un sábado o un domingo al cajero y no hay dinero efectivo porque la gente tiene que sacar más”, acotó.

Gómez destacó que pese a la inflación, el ahorro sigue siendo una opción que no se debe desechar.

“La costumbre de ahorrar hay que mantenerla hasta en las situaciones más difíciles, aún con un ingreso bajo se debe guardar por lo menos 10% de los ingresos de una familia para garantizar más estabilidad”.

Consecuencias

Para el economista Gilberto Navarro, un billete de Bs 100 no alcanza para nada. Sin embargo, señaló que para ninguna economía es bueno emitir billetes de muy alta denominación porque puede generar un espiral inflacionario.

Tarjetas de crédito

El profesor universitario Benito Gómez recomendó a los ahorristas, usar las tarjetas de crédito solo en casos de emergencia. “Si no se maneja bien el dinero plástico puede ser peor el remedio que la enfermad. Hay gente que se acostumbra a pagar solo la cuota mínima y eso no es recomendable, siempre hay cancelar un poquito más para saldar la deuda más rápido”.

F/El Tiempo

Deja un comentario