febrero 27, 2021

VENEZUELA PARA EL MUNDO

Lo último en noticias de Venezuela

10 cosas que tienen un significado totalmente distinto para un venezolano fuera del país

1. La Gasolina.

En Venezuela: un líquido regalado que permite que tu vehículo automotor se mantenga en funcionamiento. O la canción de Daddy Yankee que estuvo de moda en el colegio.

En el exterior: los $100 dólares peores gastados de la vida.

2. Harina Pan.

En Venezuela: un producto de primera necesidad en tu casa, ese que nunca falta.

En el exterior: oro puro que bendice tus mañanas, tardes y noches.

3. El queso.

En Venezuela: ¿De cuál te compro? ¿Palmi-zulia, blanco, amarillo, crineja, telita, “queso e mano” o guayanés?

En el exterior: Cómprate cualquiera, ahí, el más barato, da igual.

4. El reggaetón.

En Venezuela: música que escuchas cuando rumbeas o bebes pero que satura tus oídos.

En el exterior: ¿Escuchas eso? El puqui puqui… ¡Vamos a ver a dónde es! Algo latino hay por ahí, qué fino.

5. Ron.

En Venezuela: una delicia. Una de las bebidas favoritas que se toma con lo que venga, con quien sea, donde sea y como sea. [Por cierto, ¿lo han probado con Nestea? Me ha sacado de apuros algunas veces].

En el exterior: una decepción constante. Asco este ron, es terrible… extraño mi Santa Teresa.

6. La papa después de la rumba.

En Venezuela: costumbre de ir directo a la arepera a comerte la Reina Pepeada o al kiosko de los “asquerositos” a comerte la hamburguesa o pepito “tricachúo”.

En el exterior: no queda otra que ir a morir en McDonald’s.

7. Navidad y Año Nuevo.

En Venezuela: el momento más esperado del año. Comida y bebida “a maldad”, fuegos artificiales, whisky, gaitas, whisky, regalos, whisky, la familia reunida, whisky, bailes toda la noche… y whisky.

En el exterior: el momento menos esperado. Son las fechas en las que botas tres lagrimitas a escondidas, extrañando a tu familia y las visitas a tus amigos después de la 1 de la mañana. No importa en donde estés ni cuan espectacular sea la fiesta donde te encuentres, tu corazón siempre se arrugará un poquito.

8. Pirulín, Cocosette o Susy, y Toronto.

En Venezuela: un conito relleno de chocolate, galletas rellenas de chocolate, y una especie de bombón nacional que sabe muy bien, respectivamente.

En el exterior: si existe algún sabor celestial, pues está representado en estos cuatro productos que llegan a tu vida para mejorarlo todo.

9. El Joropo y el Alma Llanera.

En Venezuela: señal de que se acabó la fiesta y “nos están botando”.

En el exterior: momento en el que te abrazas entre venezolanos a cantar y se te eriza la piel escuchando la letra de las canciones.

10. El Venezolano.

En Venezuela: simpático, amigable, trabajador, costilla y hermano del alma.

En el exterior: “denle paso a los reyes de Inglaterra que no se juntan con los plebeyos” (#sorrynotsorry #truefact). Dicen por ahí que los venezolanos recién mudados al extranjero nos convertimos en seres prepotentes y antipáticos. No se sabe muy bien por qué sucede esto de creerse gran cosa al principio y tomar actitud de reyes ante otros venezolanos. Por suerte no dura mucho… Compartimos tres veces y ya se nos pasa.

F/matadornetwork.com

 

A %d blogueros les gusta esto: