Venezuela posee el segundo salario mínimo más bajo de Latinoamérica

El gobierno del presidente Nicolás Maduro anunció recientemente un nuevo aumento de 50% del salario mínimo para los venezolanos (40.638 bolívares, 40 dólares a tasa de mercado paralelo), una medida que si bien calificó como un gran logro, sigue quedándose corto en comparación con los ingresos de la región, donde solo Cuba lo supera como el más bajo.

Pese a que el gobierno asegura que la remuneración de los venezolanos es de las más altas porque usa como referencia la tasa de cambio preferencial de 10 bolívares por dólar, que significarían un ingreso de 4.638 dólares al mes o 135,46 dólares al día, lo cierto es que su verdadero sueldo se mide por el valor que tenga en su momento el Sistema Marginal de Divisas (Simadi, actualmente en 676,71 bolívares) o el dólar negro (actualmente en Bs 3000 por dólar) ya que la comercialización de los bienes y servicios se manejan a través de estas dos tasas.

Con esto, el salario mínimo calculado con Simadi equivale a 60 dólares al mes, o 2 dólares al día, un poco por encima de lo que se considera el ingreso de un país con pobreza extrema, que es de 1,9 dólares por día.

De los países de la región, solo Cuba gana menos que Venezuela al mes. En la isla, los trabajadores cobran 27,92 dólares mensuales o 0,93 dólares al día.

Haití, una de las naciones más pobres del mundo, también se suma a los países que tienen un ingreso mayor que el venezolano, pues allí los trabajadores cobran por jornada laboral 300 gourdes, o 4,84 dólares, lo que equivaldría un sueldo mensual de 9.000 gourdes o 133 dólares.

Los venezolanos no solo sufren por sus bajos ingresos, sino también por la cabalgante inflación que los golpea diariamente. Pese a no mostrar cifras oficiales, firmas nacionales reportan que la inflación en 2016 cerró entre 500% y 520%, muy lejos de países vecinos como Argentina (41%) Uruguay (8%) o Brasil (6,29%).

F/Diariolasamericas.com

Deja un comentario