Venezuela, país de sindromes

protestas-en-venezuela

Ya llevamos varias semanas de protestas en Venezuela, y no debido a que una gran parte de la población está en desacuerdo con el gobierno sino porque tenemos a un presidente que no reconoce sus fallas.

En medio de un cerco mediático donde solo disponemos de las redes sociales para estar al tanto de lo que sucede en el país, éstas han ganado una gran relevancia, aprovechando que el gobierno aun no ha podido controlarlas usando tecnología ni mucho menos con la guerrilla comunicacional.

En todos estos días, pendiente por un lado de las redes sociales y por otro caminando y oyendo lo que la gente comenta tanto en camioneticas, protestas, marchas o en la cola del supermercado, me he dado cuenta de ciertas cosas que me han impulsado a escribir un post al respecto, tal vez terminen siendo varios, pero este inicial se lo dedico a los síndromes, miedos o complejos que muchos en conjunto, por sus comentarios, padece.

¿Por qué escogí síndrome para el titulo? Realmente no se, mejor sigue leyendo y ya.

NELSON-BOCARANDA-MRComplejo de Nelson Bocaranda

Todos en Twitter, sobre todo los venezolanos sabemos quien es Nelson, un periodista con muchos años de carrera quien ha entrevistado a una gran cantidad de personas.

Nelson estremeció las redes sociales cuando a través de una fuente hasta ahora desconocida, informaba al mundo del estado real de la enfermedad de Chavez, que como muchos recordaran, fue negada hasta el cansancio.

De esto ya todos conocemos el desenlace, por lo cual Nelson se convirtió en una fuente confiable de información, algo así como: “Si lo dice Bocaranda, es verdad”.

El problema viene, cuando los twitteros, queriendo convertirse en un Neo Bocaranda, juegan a ser fuentes de información pero de forma  desleal, ya sea con amarillismo e incluso inventando noticias o usando fotos falsas con el fin de ser Twitterstars olvidando que, con las protestas es muy facil informar de forma veráz, con irte a la calle con tu celular, tomar fotos y subirlas a Twitter ya eres una fuente, porque estás transmitiendo información desde el lugar de los hechos.

Sindrome del ñuSíndrome del Ñu

Este padecimiento no lo encontré en las redes sociales sino en la calle, específicamente en las protestas.

Si alguna vez has visto Discovery Channel sabes a que me refiero con lo de Ñu, escogí este nombre recordando los éxodos de este mamífero en el continente africano en los cuales se reúnen hasta un millón de ejemplares.

Un millón de ñues corriendo debe ser algo intimidante, sin embargo, a pesar de ser un animal grande, pesado y de contar con afilados cuernos, este prefiere huir al encontrarse con depredadores.

Muchos podrían creer que estos se sienten seguros al estar corriendo junto a otros de su especie, y que un pequeño e insignificante grupo de leonas cazadoras no sería problema, lamentablemente no es así.

Estos animales se dejan llevar por los nervios al sentirse amenazados, al punto de que en vez de seguir unidos al grupo se separan del mismo convirtiéndose en presa fácil.

En las marchas, he oído a muchos ñues que al ver llegar la GNB o motorizados salen despavoridos en cualquier dirección, sin tomar en cuenta que en algunas concentraciones la cantidad de manifestante sobrepasa de forma exponencial al numero de efectivos de seguridad del estado (Si, en esto incluyo a los malandros en moto junto a la GNB).

¿Que pasaría si un día nadie corre?

¿Que pasaría si un día muchos dejaran de ser como el ñu y cayeran en cuenta de que tenemos ventaja numérica?

lacrimogenas en altamiraSindrome de Estocolmo

Este es mas que conocido, un grupo de personas secuestradas en un banco y que después de ser rescatados se niegan a colaborar con las investigaciones en apoyo a sus secuestradores.

Este se ve en varios sitios, por un lado los chavistas que defienden al gobierno diciendo que son parte de un saboteo y blah blah blah… y por otro las personas que afirman que una barricada, por ejemplo, es provocación.

Otro ejemplo, los que culpan a los manifestantes de que la GNB lance bombas lacrimogenas en lugares donde hay personas mayores y niños.

O sea, el malo no es quien reprime, el malo eres tu porque al protestar por la situación del país te estás buscando un problema.

Síndrome del NIMBY

Una vez hace muchos años, leyendo una Newsweek me encuentro con este síndrome, NIMBY son las siglas de “Not In My Backyard”, lo que significa “En mi patio, ni de vaina” y se refiere a la indiferencia de muchas personas cuando un problema se presenta lejos de casa o cuando la persona no quiere que el peo se presente en su calle.

Esto es muy común encontrarlo en las reuniones que hacen en las urbanizaciones para ponerse de acuerdo en como actuar en caso de que lleguen visitantes indeseados.

Muchos quieren salir de Maduro, siempre y cuando esto no implique hacer barricadas frente a su casa.

Hay una falsa creencia de que mantenerse al margen de las protestas, al final te evitará problemas.

Si este gobierno se mantiene, así no hayas protestado, no te extrañes que un día lleguen a tu casa un grupo de malandros a cobrarte el nuevo impuesto socialista: La vacuna.

Yo prefiero tragar humo unos días o semanas, que vivir en dictadura el resto de mi vida.

PD: Gracias a @ReygarBernal por prestarme sus Newsweek cuando apenas era un chamo y no entendía de política mundial.

F/Gaborumbos.wordpress.com

Deja un comentario