Se caldea tensión EEUU-Venezuela por derechos humanos

0c18a52334557888f9e06779c584a53f_article

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela se tornaron más hostiles el lunes, cuando Washington impuso nuevas restricciones de visas a funcionarios venezolanos y sus familiares, y el presidente de Venezuela acusó al vicepresidente Joe Biden de planear su derrocamiento.

El Departamento de Estado dijo que funcionarios venezolanos en retiro y en activo que se cree tienen vinculación con abusos a los derechos humanos o corrupción quedarían sujetos a las restricciones, que prohíben a esos individuos entrar en Estados Unidos.

Y por primera vez, Washington indicó que la prohibición se aplicaría también a los familiares cercanos de esos individuos. “Estamos enviando un mensaje claro de que los que abusan de los derechos humanos, los que se aprovechan de la corrupción pública, y sus familiares, no son bienvenidos en Estados Unidos’‘, dijo Jen Penski, portavoz del Departamento de Estado, quien agregó que no se identificaría a los afectados debido a leyes de privacidad en materia de visas.

Al mismo tiempo, Estados Unidos tachó de “ridícula” una afirmación del presidente venezolano, Nicolás Maduro, acerca de que el vicepresidente Biden había conspirado en su contra. En una intervención televisada el fin de semana, Maduro alegó que Biden trató de fomentar el derrocamiento de su gobierno socialista durante una reunión cumbre caribeña de asuntos energéticos que Biden presidió el mes pasado en Washington.

Según Maduro, el vicepresidente dijo a los jefes de Estado caribeños que el gobierno de Venezuela tenía los días contados y que deberían dejar de apoyarlo. Lo que hizo Biden “no tiene nombre”, dijo Maduro el fin de semana. Y el lunes, el mandatario venezolano reiteró la alegación de un plan de derrocamiento.

“El objetivo era influir sobre la Celac… y el vicepresidente de Estados Unidos no tuvo pelitos en la lengua”, aseveró Maduro. “Habló abierta y directamente sobre Venezuela y dijo cosas graves, y en privado dijo cosas más graves”. Maduro no hizo referencia al desmentido difundido el lunes por la oficina del vicepresidente en Washington.

Pero el mandatario venezolano insistió en que le daba “el beneficio de la duda” al presidente Barack Obama, al afirmar que tiene la “percepción” que su contraparte estadounidense no recibe la información debida sobre Venezuela.

F/AMH

Deja un comentario