Radiografía del caos en Venezuela

La crisis venezolana se agrava cada día más. Desde que el presidente Nicolás Maduro decretó estado de excepción y dijo que no se realizará el referendo revocatorio impulsado por la oposición, las tensiones sociales vienen creciendo.

El líder opositor Herique Capriles, gobernador del estado Miranda y uno de los principales impulsores del referendo, convocó para este miércoles a sus simpatizantes a “hacer caso omiso del estado de excepción, si el Parlamento lo rechaza” y salir a protestar a favor de que se celebre el revocatorio.

La movilización convocada por Capriles iría hasta la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), en Caracas, para exigirle celeridad en la validación de unas firmas presentadas para activar el revocatorio. Hace una semana, a las movilizaciones de opositores que iban hacia el CNE las autoridades les impidieron el paso, lo cual generó disturbios y enfrentamientos. Este miércoles la situación podría ser peor. El oficialismo anunció que negará el permiso a esa marcha. Desde que Maduro decretó estado de excepción se han acentuado las tensiones con los partidos opositores, que denuncian que el presidente está haciendo maniobras para esquivar la Constitución, según la cual el referendo se puede realizar en la mitad del mandato del jefe de Estado.

La Asamblea debatió este martes sobre el decreto de estado de excepción, como ordena la ley, aunque se daba por descontado que lo iba a rechazar, con lo cual la última palabra la tendría el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), una instancia muy criticada por pronunciarse generalmente a favor del chavismo.

Con la declaratoria de estado de excepción, Maduro se otorgó amplios poderes para enfrentar la crisis económica y contener la ofensiva para sacarlo del poder. Él mismo afirmo que la intención de la declaratoria era evitar el “golpe” en su contra. Y su vicepresidente, Aristóbulo Isturiz, aseguró que no se celebrará ningún referendo contra Maduro.

Escasez

Los venezolanos no solo no consiguen dos tercios de los  productos básicos de la canasta familiar, tampoco encuentran medicinas y padecen  racionamiento diario de luz y de agua.

Según las proyecciones, la inflación llegará este año al 700 %, la más elevada del mundo. La economía se contrajo 5,7 % en 2015 y lo hará aún más este año. Con los precios del crudo a una tercera parte de lo que estaban hace apenas dos años, los ingresos de Venezuela se han desplomado y se está quedando sin dinero.

El alto costo de vida ha propiciado  un descontento que se refleja en que en abril 84,1 % de los venezolanos consideraba negativa la situación del país.

El presidente Maduro prorrogó el decreto de excepción de emergencia económica y dijo que espera renovarlo por lo que resta del año y durante 2017.

Industrias paralizadas

La industria venezolana, que según sus responsables se acerca a la paralización por falta de materia prima, debe sobrevivir a un entorno de crisis económica al que se añaden advertencias del gobierno de encarcelar a empresarios y expropiar fábricas. Alimentos, medicinas, autopartes, metales, productos químicos, papel o artes gráficas son algunos de los sectores productivos en crisis por carencia de insumos, asegura a la AFP Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria, el gremio industrial más importante de este país petrolero. De acuerdo a los datos más recientes de esta cámara, hacia finales del año pasado 56% de la capacidad industrial estaba sin operar. Polar ya paralizó en abril sus seis plantas de cerveza, que cubren 80% del mercado. Maduro propuso enviar a prisión a quien paralice una fábrica.

Referendo

El gobierno venezolano ya descartó la posibilidad de realizar el referendo revocatorio este año. De acuerdo con el oficialismo  los tiempos no se ajustan para hacer la consulta este año. Sin embargo, la oposición asegura que si el trámite se sigue y se apega a las leyes, el referendo se podría realizar en septiembre. ¿Qué pasa? Si se realiza este año, el gobierno de Nicolás Maduro podría terminar, pues su nivel de respaldo es mínimo. En cambio, si se hace el próximo año y su mandato es revocado (como se prevé), sería reemplazado por su vicepresidente, Aristóbulo Istúriz. De acuerdo  con la Constitución, si el presidente es revocado después de la mitad de su mandato será el segundo quien termine el mandato. Así el chavismo no dejaría el poder.  Diosdado Cabello incluso propuso en ese escenario nombrar a Maduro vicepresidente para regresarlo al poder.

Violencia

Este es el otro mal que mata a los venezolanos. De acuerdo con los datos del Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV), en 2015 ocurrieron 90 homicidios por cada 100.000 habitantes, con lo cual Venezuela se coloca entre los dos países más violentos del mundo, junto con El Salvador. Sobre la violencia, como en muchos otros tópicos sensibles para el régimen chavista, no hay información oficial.

A esto se le suma el aumento de la justicia por propia mano. A mediados de abril, la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, dijo que la Fiscalía investigaba 26 casos de ajusticiamiento: dos de 2015 y 24 del primer trimestre de 2016, que dejaron 20 muertos y 17 heridos. Dos semanas después las cifras se dispararon: 74 expedientes por 37 personas asesinadas y otras tantas lesionadas. Este año la prensa ha reportado linchamientos y golpizas en 20 de los 24 estados del país.

F/Elespectador.com

Deja un comentario