Psuv y MUD, el nuevo bipartidismo criollo

partidos1(1)

Si algo tienen en común el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y la Mesa para la Unidad (MUD) es que ambos son unos “gigantes electorales”, capaces de movilizar el voto en cualquier contienda al unirse con sus aliados saltando las diferencias políticas. Así lo han demostrado en los últimos comicios.

Pero a juicio de los expertos, la tolda oficialista, la más fuerte del Polo Patriótico, es la que mejor maquinaria y presencia política parece tener. Y no sólo por los recursos que con mayor facilidad puede administrar, sino también por su organización y operatividad.

“Están bien configurados y obedecen a un solo liderazgo, eso les permite correr mejor, pero la oposición también tiene estrategias interesantes de redes, de búsqueda que los ayuda a enfrentar el ventajismo oficial que siempre lo hay”, expone la socióloga y directora del Observatorio de Medios Nacionales, Maryclen Stelling.

Asegura que el Psuv “pretende” una estructura protagonista en cada parroquia, municipio y estado, además de promover elecciones internas que los hace notar más democratizados que los partidos de la MUD. “Lo logran. Tendrán sus dificultades, pero cuentan con una presencia uniformada en el país, con única dinámica y características electorales”, expresa el politólogo y profesor de la UCV, Nicmer Evans.

Mientras en la MUD, acota Evans que “ la diversidad de los partidos que la integran no todos están concebidos para ser maquinaria electoral”. Y en cambio, el Psuv “es actualmente un monstruo electoral”. Sin embargo, señala que sigue teniendo como reto unirse más al Polo Patriótico en términos que vayan más allá de un escenario electoral.

“El Psuv debería en el Polo fomentar el discurso, la formulación de las políticas públicas y elevar la presencia política de sus aliados, hasta ahora se queda en una estructura subordinada y parece ser el lugar de castigo de quienes critican los procesos de la tolda roja”.

Pero ambas bancadas también tienen sus diferencias a la hora de atraer el voto y hacer política. Para Stelling “la oposición es más consistente en atajar el apoyo de la tercera edad, de las personas discapacitadas (…) mueve a todos los que puedan, aprendieron que la abstención no les conviene. El motor de la MUD es su sentido oponente, es un operador electoral que llama a votar para sacar al Gobierno, eso les ha resultado más dinamizador que entregar propuestas, pero carece de líderes”.

“En el Psuv se reconoce un proyecto y a sus dirigentes. A los fines electorales tiene una mayor amplitud de recursos y es difícil saber si están haciendo propaganda o gestión cuando están en medio de una campaña. Saben movilizarse arropando una suerte de triunfalismo. Además, creo que hay una protección a la abstención”, dijo.

Para el político y profesor universitario, Claudio Fermín, las dos organizaciones mantienen polarizado al país y hoy por hoy deben luchar contra un 73% de descontento en la población.

“Yo soy de oposición, pero no formo parte de la MUD. Creo que hoy todos los que estamos en política debemos ir más allá de una estrategia particular porque los problemas del país responden al deterioro económico y la inseguridad. Pienso que la oposición no son sus partidos y que el Psuv no es solo el Gobierno. Los venezolanos están reclamando soluciones y propuestas”, opinó el ex candidato presidencial.

Desde el propio Psuv, el diputado William Fariñas afirma que frente a la MUD son “una tolda activa en las comunidades, venimos con una doctrina y un legado, hacemos elecciones internas, respetamos las bases, eso no lo hacen ellos. ¿Cuándo han llamado a votar a sus propia militancia?”.

“No nos gusta hacer alarde de nuestro trabajo, pero nosotros estamos más organizados y unificados. El Psuv encarna la visión de la política que hoy tiene el venezolano, tenemos el 40% de aceptación desde el punto de vista partidista. Estamos conformado con un Polo Patriótico, donde el Psuv tiene millones de militantes”.

“Nuestra mayor fortaleza es que tenemos contenido y liderazgos respetados. Hay conflictos como en toda organización política, porque los hay. Ninguna se salva de eso. Pero nosotros respondemos a la disciplina”, agregó.

Por la acera opositora, el diputado de AD, Edgar Zambrano refiere que la MUD ha recuperado espacios en los últimos años, muy a pesar de sus desacuerdos internos. “Eso nos ha dificultado propulsar un mensaje que abarque la vida nacional y en esa eficiencia nos gana el Psuv porque en la balanza tienen el apoyo del Estado”.

“La oposición ha sido asertiva y demostramos en las elecciones del 2013 que también contamos con una capacidad operativa, política y organizacional buena, activista. Crecimos. En términos de direccionalidad la MUD es satisfactoria, hemos llegado a varios sectores y enamorado a muchos del chavismo, somos igual de fuertes”.

Rumbo a las elecciones del 2015, las dos toldas la tienen “cuesta arriba”, dicen los expertos y deben salir a convencer a los electores descontentos y a los más exigentes. En el Psuv tienen que explicar por qué votar por la opción revolucionaria y, según Stelling, plantear las soluciones que habrá para mejorar el panorama económico.

Bajo el paraguas de la MUD está el reto de “romper con la apatía” de que siempre salen derrotados. “Allí será clave motivar al elector y asegurándoles que la participación será confiable porque siento que ha habido una desafección política en los últimos comicios, como si los inscritos pensara que siempre es lo mismo”.

F/panorama.com.ve