La mezcla explosiva en Venezuela: Gasolina y billetes sin respaldo

Los gobiernos comunistas en Venezuela tomaron todo el tiempo histórico que les vino en gana, 20 años, para destruir el país, sustentados en el uso indebido de las armas de la república, la mente mercantilista de militares, de mercenarios asiáticos y piratas rojos del Caribe.

Algunos venezolanos vieron en Hugo Chávez un mesías de voz de ruiseñor y lindo disfraz de militar quien “resolvería” su situación dándoles gratis los bienes que a otros les costó tanto trabajo.

Una parte del sector más pudiente de la sociedad estaba seguro de ponerle la mano a un presidente a quien guiar para su beneficio personal y grupal.

Así se decidió en una reunión secreta llevada a cabo en la urbanización Alta Florida de Caracas.

Sin embargo, no contaban con que el oficial había sido captado por Fidel Castro, quien resultaría el beneficiario inmediato de tal inversión electoral.

En la cita electoral de 1998 Chávez Frías y sus compañeros de la fracasada asonada contra Carlos Andrés Pérez ya gozaban del sobreseimiento de la causa que se les seguía por delitos de rebelión y uso indebido de las armas de la república, dictados por los presidentes Ramón J. Velásquez y el entonces mandatario Rafael Caldera.

Los vetustos rectores no se percataron que con tal coraje negaban la reivindicativa justicia por los asesinatos de los alzados en armas.

No hubo llanto en el palacio de Miraflores ni mensaje ejemplarizante para las futuras generaciones. Por el contrario, le abrieron las puertas al golpismo ocurrente.

Es así como nace la “Generación sobreseimiento”, en la que destacan Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Cilia Flores, los hermanos Rodríguez y los “bolichicos”.

Ahora Maduro anuncia un nuevo cono de monedas y billetes que carecen de respaldo, junto a una promesa digital llamada petro, que los expertos indican son cuentos “cazabobos”.

También hay que considerar el aumento progresivo de la gasolina a precio internacional.

Al establecer contactos con amigos en tesorerías de empresas bancarias, obtuve una gráfica del reciente arribo de remesas, billetes que fueron palpados físicamente por primera vez este 15 de agosto.

La suspensión total de las operaciones digitales por 48 horas resulta algo inaudito.

Ciertas instituciones del sector se adelantan a informar a sus clientes que el tiempo de espera para utilizar los puntos de venta electrónicos podría ser menor al contemplado en general.

Casi bajo mirilla de las armas, a puertas cerradas, deberán acoplar técnicamente los servidores a la ocurrente nomenclatura. El modelo “soberano” llega el 22 de agosto después de la salida del sistema de la presente nominación.

También tendrán que actualizar las máquinas contadoras y de chequeo, y los pagadores y receptores de los depósitos cambiarios tendrán que familiarizarse con el naciente tiraje.

Toda esta operación hubiese podido ser más segura si se realizara con suficiente tiempo, ya que los dispensadores automáticos requieren de una minuciosa calibración al nuevo ejemplar.

El proceso debería ser antecedido por simulacros operativos cuya realización está en duda.

Otra torpeza de las autoridades que demuestran su desconocimiento e incapacidad operativa es obligar a la banca privada y gubernamental a agilizar todo en tiempo récord.

Las autoridades del Ministerio del Poder Popular de Petróleo y Minería en Venezuela pretenden aprovechar los días de ajuste bancario en agosto para implementar la administración de la nueva nomenclatura al consumidor final.

Desde ya, todo indica que el enunciado hecho por Maduro sobre los precios no está implementado y se comenta que a última hora existen solo modalidades parciales.

El subsidio del carnet de la patria servirá para 80 litros solamente, lo restante costará más dinero.

También, quien se abastezca de combustible deberá pagar en el momento de la toma y el subsidio se cargará posteriormente al carnet de la patria.

Se especula que la carrera alcista será trimestral, dentro de un sistema de bandas cuya referencia será el DICOM, índice oficial.

Este fin de semana, luego de la publicación en la gaceta oficial, observaremos nuevos desembolsos de dinero ante la toma de combustible a razón de 0.90 bolívar soberano por litro de 95 octanos; 0.70 por 91 octano; como también 0.50 por diesel.

La macrocrisis en el país creada por los comunistas, sumada a la condena a prisión de Maduro por el Tribunal Supremo de Justicia en el exilio , van dirigidas a sacarlos del poder.

F/Elnuevoherald.com

Deja un comentario