El Tequeño

 

La clave en su elaboración casi que por completo recae en la selección del tipo de queso, que por supuesto es blanco, no muy salado y que se derrite fácilmente sin llegar a quedar líquido.

Desde las fiestas infantiles, hasta matrimonios, los tequeños son el pasapalo por excelencia que no puede faltar en las celebraciones.

Ingredientes

  • 500 gr. de harina
  • 250 gr. de mantequilla
  • 1 Huevo
  • 1/2 Cucharada de sal
  • 2 Cucharadas de azúcar
  • 4-5 Cucharadas de agua fría
  • 1 Libra y 1/4 de Queso blanco semiduro
  • Aceite de maíz suficiente (para freír)
  • Toalla Absorbente (para escurrir)

Preparación

Coloque la harina en forma de corona en un mesón, añada la sal, mantequilla y el huevo, mezcle muy bien y añada progresivamente agua tibia según se requiera para formar una masa suave y elástica, amase muy bien y deje reposar por lo menos ½ hora. Corte la masa en dos trozos y disponga de un mesón amplio y un rodillo para extender la masa, espolvoree un poquito de harina y extienda de forma pareja hasta que la masa este fina, corte tiras uniformes, y con ellas forre los palitos de queso muy bien, procure estirar la masa muy bien al forrar los palitos y no dejar huecos para que no se escape el queso.

Caliente muy bien abundante aceite en un sartén amplio o caldero y fría los tequeños hasta que doren.

te

Deja un comentario