Empeño de oro revela crisis de divisas

oro-dolares-2-755x380

El viernes 13 de enero de 2012, el presidente Hugo Chávez exhibía con orgullo un lingote de oro durante su obra y cuenta ante la Asamblea Nacional.

Esa dorada barra formaba parte de las reservas de oro que comenzaron a retornar al país tras haber permanecido en Europa como garantía de préstamos solicitados al Fondo Monetario Internacional (FMI) por gobiernos de la llamada Cuarta República.

“Ese oro viene al lugar de donde nunca debió salir”, expresó Chávez antes de la llegada de la primera carga del mineral en noviembre de 2011, palabras que son exhibidas en la fachada del Banco Central de Venezuela (BCV).

Pero la posesión del oro venezolano ahora parece no ser tan soberana tras conocerse el empeño de al menos 1,4 millones de onzas a cambio de más de mil millones de dólares, negociación que habría hecho el gobierno del presidente Nicolás Maduro con el norteamericano Citibank.

Hasta la fecha el BCV no ha dado información oficial sobre el tema, lo que representa una preocupación para especialistas en la materia, entre ellos el economista José Guerra.

“Llama la atención es lo misterioso de la transacción porque el Banco Central no informa. Lo grave es que no se saben las condiciones con las que se hizo la operación desde el punto de vista financiero.

No se sabe con exactitud el monto, no se sabe a qué plazo es la operación, ni se sabe cuánto está cobrando Citibank por los intereses”, apuntó el experto quien reiteró que la transacción sí se hizo.

La agencia de noticias Reuters informó que las negociaciones comenzaron en marzo pasado y se lograron por un monto de dólares menor al que había pedido el gobierno venezolano en un principio.

La operación swap, como se conoce a este tipo de transacción, revela una gran falta de divisas, hecho que golpea significativamente a un país con altas tasas de importación y una inflación que supera el 68%.

“Esta operación lo que refleja es la grave situación de escasez de dólares que tiene la economía del país. Que un banco central tenga que empeñar el oro, muestra las dificultades para poder mantener los niveles de liquidez en dólares que la economía requiere. Por esa escasez es que no hay dólares suficientes para importaciones”, explica Guerra.

Extraoficialmente se conoció que el oro venezolano se encuentra en el Banco de Inglaterra y será tomado como garantía por Citibank si Venezuela no paga su parte. El plazo para cancelar el dinero otorgado por la transnacional estadounidense sería en 4 años a una tasa de entre 6% y 7%.

¿La operación swap es ayuda suficiente para aliviar la crisis que vive la economía venezolana?
Guerra enfatiza que el empeño del oro es una medida de emergencia aplicada por Venezuela para poder cancelar una deuda de al menos 300 millones de dólares que tiene con sus acreedores, la cual vence a finales del próximo mes de mayo.

Diferentes economistas han declarado sus proyecciones para 2015. Según sus cálculos, la inflación podría llegar a los tres dígitos.

F/Diario 2001

Deja un comentario