El precio de los billetes aéreos en Venezuela se quintuplicaría en julio

980568_10203535080799598_7688767540848725599_o

Salir o entrar a Venezuela costaría desde julio hasta cinco veces más que ahora. Esa es la previsión de los expertos, tras anunciarse la decisión del gobierno de que los billetes de avión se calculen con la tasa Sicad II, la más alta del sistema de cambio de divisas venezolano.

Las aerolíneas que operan en Caracas deberán ajustarse al modelo de cambio en el que conseguir un dólar estadounidense cuesta hasta 50 bolívares, siete veces más que en el Sicad I, cuya tasa preferencial está reservada. En medio de la emergencia económica que vive el país, el gobierno de Nicolás Maduro estableció que los viajes no serían una razón para el canje de divisas con tasas bajas.

La alerta por el potencial incremento de precios en los billetes de avión radica en que hasta ahora las compañías aéreas internacionales podían canjear sus ganancias a razón de 6,30 bolívares por dólar, aunque desde 2012 el gobierno venezolano les impedía el acceso al cambio de sus ganancias a monedas extranjeras, generando una deuda que al primer cuatrimestre de este año llegaba a 2.900 millones de euros, y la pérdida del 35% de los asientos hacia y desde Caracas.

Las negociaciones

Venezuela ha decidido cancelar sus pendientes y poner la cara al mal tiempo con las aerolíneas. Ayer anunció el pago de las cuentas pendientes de 2012 con Avianca y Lacsa-Taca, y las de 2012 y 2013 con AeroMéxico, Insel Air, Tame Ecuador y Aruba Airlines. Aunque no se desveló qué tipo de cambio se aplicará en la transacción.

El ministro de Transporte venezolano, Hebert García, aseguró tras el acuerdo con las seis aerolíneas que convocará al resto a una mesa de diálogo en la que establecerán los precios de los pasajes antes de que pasen al Sicad II. Será “un precio real”, insistió el funcionario en su cuenta de Twitter.

Mientras negocia, el gobierno deberá establecer cómo le permitirá a otras 15 compañías aéreas sacar de Venezuela sus ganancias del año pasado. En la lista figuran Air France, Air Europa, Lufthansa, American Airlines, Copa Airlines e Iberia. Los medios venezolanos aseguraban en abril que la aerolínea española (a la que le deben 200 millones de euros) y Alitalia serían las primeras en recibir sus pagos. 

En paralelo a las negociaciones, el gobierno de Maduro ha decidido vender el A319, de uso presidencial, para “reforzar” las rutas aéreas de Conviasa. La primera estrategia, aseguró el ministro Hebert Plaza, es cubrir el itinerario Caracas-Roma, que Alitalia abandonó por la deuda.

F/ Cincodias.com