Diccionario de las playas venezolanas

Aprovechando la temporada vacacional nos lanzamos a indagar en la terminología playera esencial de nuestras costas autóctonas. Los usos, modismos y coloquios del lenguaje que solo son acuñados en el entorno caribeño por los asiduos a disfrutar del mar y la arena.

Agrícola: Persona que visita o ve por primera vez el mar.

Aceite e´ coco: Dícese de cierto bronceador de fabricación casera que viene en un tubito de plástico sujeto a una “cabullita”. Algunas mujeres lo usan como collar decorativo que reposa entre los senos para complementar el llamado look playero.

Artesano: Vendedor ambulante que fabrica su propia mercancía y que deambula de punta a punta en cualquier playa nacional. Se les identifica por los pesados exhibidores que cargan a cuestas y por su apatía hacia la exuberancia caribeña. Generalmente usan dreadlocks y visten con arapos de tonalidades oscuras. Son seductores por naturaleza, indiferentemente de su sexo, como recurso para incrementar sus ventas.

Bachaco: Afro-descendiente albino que vive en cualquiera de las costas del país. Es un fenotipo que prolifera más en las playas que en cualquier otro punto de la geografía venezolana.

Barquilla: Dícese del bañista de hombros anchos y cintura delgada de contextura atlética. Hablamos de un cuerpo escultural para ser exhibido en cualquiera de nuestros parajes playeros.

Bolsa de Hielo: Mujer con pocas curvas o con ausencia total de cintura. La dinámica playera permite pocos trucos anatómicos por la escasa vestimenta, sobre todo en nuestras hermosas playas. Por eso generalmente éstas bañistas optan por atuendos alternativos como “pareos”, “batas” o “ponchos” playeros. Es muy fácil reconocerlas en el ecosistema vacacional.

Bola 8: Bañista afro-descendiente con sobrepeso.

Camarón: Persona que sufrió una insolación.

Capó e Bolbágen: Mujer en traje de baño largo o de dos piezas que evidencia una protuberante zona genital. Bañista que llama la atención por su abultada vagina.

Chivo e´playa: Cordero o rumiante que habita en las costas e islotes de la geografía nacional. Generalmente suelen engullir las ropas y posesiones de bañistas descuidados. Acosador sexual masculino a la orilla del mar.

Chor de pelo: Mujer en traje de baño con pésima depilación genital.

Caimán de playa: Dícese de los reptiles autóctonos que aparecen en las costas de Venezuela cuando las fuentes naturales de agua dulce, lagos, represas y lagunas bajan considerablemente su nivel por efecto de la sequía.

Cava endógena: Dícese de un proceso muy primitivo para mantener los refrigerios conservados en un día de playa. El proceso consiste en abrir un hueco en la arena, cubrirlo con bolsas plásticas y llenarlo con hielo.

Cohete: Tabla de surf muy nueva o último modelo.

Empanizado: Con la arena pegada al cuerpo. Generalmente hablamos también de una conducta etílica que conduce a un estado de postración vegetativa pasajera, a orillas del mar, algunas veces llevando jeans largos o recortados al muslo.

Encarpao: Hombre que denota una erección evidente -inocultable-con ningún tipo de bañador. No se usa para denominar a quien pernocta o se resguarda en una carpa o tienda de campaña.

Estelazo: Dícese de la espuma blanca del mar que se agita con los movimientos y pericias de las maniobras de un surfista.

Frigur: Se usa para referirse a la bebida a base de agua ardiente o anís combinada con yogurt de frutas tropicales generalmente servida en la cáscara de una patilla. Es conocida por haber alterado los estados de conciencia de numerosos bañistas en las zonas costeras del país.

Firi-fíri: Bañista de contextura muy delgada, menudo o mal alimentado.

Guarapa o guarapita: Hasta ahora se desconoce la receta original de ésta exuberante bebida espirituosa, pero lo que si es cierto es que su ingesta provoca estados alterados de intoxicación que son característicos en las costas de Venezuela.

Guevo lindo: Bañador tipo brasilero para caballeros. El uso del slip por parte de las personas de sexo masculino define también un rasgo conductual y una postura frente a la sociedad. También habla de una referencia generacional o incluso geográfica. Se ven más “guevos lindos” en Mamo o en los canales de Río Chico que en Puy Puy o La Restinga.

Gobernador: Bañista en apuros o ahogado por intoxicación etílica.

Gringa: Dícese de la mujer bañista de tez muy blanca o de alta clase socio-económica. No es necesariamente norteamericana o extranjera.

Huesito: Mujer bañista de contextura muy delgada.

Lomo de Atún: Fémina que destaca en la multitud del entorno marino por su llamativa gracia corporal y proporcionada figura. Modelo de playa o chica “Pilsen” que es el centro de atención de cualquier costa que se digne a visitar. Jóven dama de exquisito cuerpo atlético y bronceado espectacular.

Lomo plateado: Bañista afro-descendiente muy corpulenta, musculosa o con soprepeso.

Mandarina: Mujer con mucha celulitis en nalgas, piernas y revolveras.

Morey: Tabla de surf pequeña usada para la práctica del morey boggie y bodyboard. Sin embargo se aplica para cualquier elemento que sirva como plataforma para “correr” las olas.

Llanero: Ver Agrícola.

Ostra: Dícese del bañista muy sedentario con poca movilidad y con ausencia total de espíritu colaborador. Generalmente, poseen sobrepeso o les incomoda la dinámica en un día de playa.

Paletero: Pareja o individuo que solo concibe la diversión en la playa jugando con raquetas de madera. De carácter exhibicionista e hiper-activos se pueden volver en la auténtica pesadilla de cualquier grupo vacacional sino consigue alguien con quien jugar o no se le presta la atención necesaria.

Pareo: Trozo de tela usado mayormente por las mujeres bañistas autóctonas para ocultar la exposición de sus nalgas en la playa.

Peñero: Embarcación criolla con motor fuera de borda tipo canoa. Es el medio de transporte acuático predilecto por los pescadores artesanales en las costas venezolanas pero también es usado para traslados turísticos y de carga en parajes remotos. Todos están identificados con nombres propios y con el puerto de origen sobre peculiares y coloridos diseños elaborados a mano por sus mismos capitanes o propietarios.

Pavo viejo: Hombre de avanzada de edad que se comporta como un adolescente. Se reconoce por su inapropiada y colorida vestimenta y por pretender la atención de cualquier chica playera. Generalmente se les reconoce porque hacen calistenia antes de lanzarse al mar.

Pañalítis: Irritación cutánea producida por el roce de la arena y el agua salada con indiferentes tipos de traje de baño. Es una padencia crónica de nuestro querido fotógrafo Alejandro Cremades cuando hacemos los “especiales playeros” aquí en UB.

Perro e´ playa: Can sin dueño conocido que se alimenta principalmente de cabezas de pescado, conchas de cangrejo y cavitas de anime. Siempre se les ve desnutridos y sin mucha expectativa de vida. Cojean, son tuertos e inequívocamente tienen enfermedades dérmicas y de pelaje. También se usa como analogía de fábula para los bañistas solitarios. Contradictoriamente, prevalce el refrán popular: “más feliz que perro e´playa”

Playa guevote: Bahía o malecón donde predominan los hombres con bañador tipo brasilero.

Plato: Término usado por los surfistas y practicantes de los deportes acuáticos para referirse a un mar muy sereno y sin oleaje.

Portu: Bañista que se bronceó el cuerpo irregularmente en brazos y cuello. Persona que no entiende nada sobre exposición al sol.

Raspicuí: Persona que revela una contextura muy delgada e inédita cuando usa un bañador de cualquier tipo.

Ripear: Movimiento que se hace con el cuerpo sobre la tabla de surf para tomar mayor velocidad sobre las olas.

Rustiquero: Propietario o conductor de un vehículo 4×4 que alardea de ser el chofer. De espíritu aventurero y fanático de manejar en terrenos de difícil tracción en los alrededores de los paisajes costeros nacionales. Generalmente posee tendencias eco-cidas y se hace notar por ocupar o entorpecer los espacios que fueron destinados para la recreación de los bañistas.

Rompe Colchón: Ver Vuelve a la vida

Siete Potencias: Ver Vuelve a la vida

Toldo: Cualquier artilugio, lona o techo de tela que sirve para resguardarse del sol. Sets de playa que alquilan vendedores ambulantes.

Tostón: Tabla de surf o windsurf muy vieja y deteriorada o de un modelo descontinuado.

Ultraman: Hombre bañista en compañía de mujer muy fea. “….levanta monstruo”.

Veterano: Hombre homosexual de avanzada edad que le gusta disfrutar del mar. Peyorativamente llamado “marico viejo”. No se adapta necesariamente a la tipología playera.

Vuelve a la vida: Cazuela de mariscos en “vasito” plástico o pote de mayonesa que se comercializa informalmente en las playas de Venezuela. Los vendedores ambulantes aseguran que este pequeño coctel frio es un poderoso afrodisíaco y atraen a la clientela con creativas y jocosas consignas: “Se acuestan 2 y amanecen 3…” y cánticos semejantes.

F/Elestimulo.com

2 pensamientos en “Diccionario de las playas venezolanas”

  1. FALTO UNO … BACHACO PLAYERO,EL CIGARRILLO ENCENDIDO AL LANZARLO AL PISO, Y TU DESCALZO LO PISAS, ESE ES UN BACHACO PLAYERO..

Deja un comentario