Crisis sanitaria total: los venezolanos necesitan 53 salarios mínimos para pagar un parto

La situación parece ya imposible de negar. Pese a los intentos del gobierno bolivariano de Nicolás Maduro de mostrar que la crisis no es tan extrema y de culpar a los medios de comunicación y a las potencias extranjeras de liderar una guerra mediática contra Venezuela, la escasez se ve y se siente.

El servicio sanitario está en detrimento, los médicos especialistas abandonan el país, la escasez de insumos que alcanza 95% en hospitales y cada vez son más las fallas que se registran en el sistema, de acuerdo a una nota publicada por el diario venezolano El Universal.

Ante esta situación, a las venezolanas parece no quedarles otra opción que recurrir al sistema privada para atenderse, mucho más cuando están embarazadas o tratan cuestiones delicadas de salud.

El problema es el costo de los servicios en medio de una inflación histórica que parece estar cerca de alcanzar el 700 por ciento, una cifra récord.

Para poder hacer frente a los gastos que implica un parto normal o una cesárea, es necesario desembolsar entre 450 y 800 mil bolívares, lo que representa entre 30 y 53 salarios mínimos. Es que con el aumento anunciado hace pocas semana por el gobierno, el sueldo minimo pasó a ser de 15 mil bolívares. Sólo resta hacer cuentas.

Aquiles Salas es el presidente del Centro Médico de Caracas además de miembro de la junta directiva de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales. Consultado por el diario, asegura que en lo que va de año las instituciones han incrementado sus precios en dos ocasiones. “Los costos de sala de parto, al igual que hospitalización han requerido ajustes dados, en primer lugar, por el aumento de los materiales y suministros y, en segunda instancia, para cubrir los aumentos de sueldos y salarios a los trabajadores y honorarios médicos”, advirtió.

En el Área Metropolitana algunos un parto o una cesárea puede llegar a costar entre 243 y 321 mil bolívares, pero estos precios no tienen en cuenta las complicaciones que podrían presentarse.

Y no sólo se necesita mucho dinero al momento de tener al bebé: las consultas a lo largo del embarazo también suponen un costo alto para los ciudadanos. En Caracas, cada una de las consultas prenatales con las que necesitan cumplir las mujeres cuesta alrededor de 8 mil bolívares. En total, la cifra asciende a al menos 64 mil bolívares para el control.

F/Lanacion.com.ar

Deja un comentario