Comprar por internet conlleva alto riesgo en Venezuela

robando-por-internet

Ha aumentado la incidencia de ventas fraudulentas por internet, así lo registran en el Destacamento 71 del Grupo de Anti-extorsión y Secuestros (GAES), pública El Sol de Margarita.

Fidel Millán, comandante del Gaes en Nueva Esparta, indicó que las estafas electrónicas han subido de dos a tres denuncias diarias.

Los estafadores por internet publican anuncios en páginas web de compra y venta de artículos. En estos sitios web construyen perfiles que lucen legítimos con fotos creíbles de los productos ofertados y un índice de confiabilidad que los acredita como vendedores confiables.

“Por las denuncias que hemos recibido han aumentado en forma alarmante los delitos por venta y compra por internet”, dijo Millán.

Los vendedores fraudulentos ofertan los artículos a un precio atractivo pero no tan bajos para no levantar sospechas entre los interesados.

Millán agregó que para aumentar la confianza, los delincuentes colocan en sus anuncio que se encuentran localizados en el mismo estado donde viven las potenciales víctimas.

Una vez revestidos de confiabilidad, los vendedores exigen como condición para entregar el producto el pago por adelantado. Comunican las condiciones de pago por teléfono o correo electrónico.

Después de haber hecho el pago, el anuncio es eliminado de la página web y se cortan todas las vías de comunicación con los vendedores.

Los estafadores aprovechan que los servicios en línea de compra y venta de productos se libran de toda responsabilidad respecto a garantizar que el artículo llegue al comprador después de haber realizado el pago.

Estos servicios de venta en línea se escudan en que su función es la de publicar anuncios y no interferir en el intercambio entre vendedor y comprador.

El único margen de confiabilidad que ofrecen es el puntaje que recibe cada vendendor y los estafadores conocen la manera de manipular este sistema.

Las denuncias recibidas por este tipo de delitos involucran montos desde los 100 mil hasta más de un millón de bolívares.

Pero hay muchos más delitos de este tipo de los que son denunciados ante los organismos de seguridad. Es más frecuente que sean reportadas estafas por montos altos que aquellas transacciones fraudulentas por montos menores.

El rastreo del dinero que esquilman los estafadores es complejo, porque los delincuentes registran cuentas bajo nombres falsos o suplantan la identidad de otras personas para evitar ser detectados. La cuenta donde reciben el pago por el artículo, normalmente es anulada poco después de cerrar la transacción o no corresponde con los datos reales del titular de la cuenta.

En lo que va de 2015, el Gaes ha capturado ocho individuos presuntamente dedicados a la estafa por internet. Pero son de díficil captura, ya que residen en un lugar distinto al destino donde combaten la estafa.

Millán recomienda sólo comprar por internet cuando la persona tenga plena seguridad de que se trata de un vendedor confiable.

En ocasiones, el estafador se transforma en un extorsionador, ya que amenaza a las víctimas para que éstas retiren las denuncias.

F/El Sol de Margarita.

Deja un comentario