CNE cede y entrega planillas para referéndum revocatorio de Maduro

CNE6-1

En un giro inesperado, la junta directiva del Consejo Nacional Electoral (CNE) entregó el martes a la oposición venezolana el modelo de planilla para recolectar las casi 200.000 firmas (197.798 exactamente) y conformar la “agrupación de ciudadanos” que puede solicitar la activación del referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

La oposición llevaba dos meses esperando la entrega de la planilla y el instructivo oficial para llenarlas, por lo que había convocado para este miércoles a marchas en todo el país para presionar a las autoridades electorales y exigir que dieran curso a su petición.

Parcamente, en una entrevista de televisión, la actual presidenta del CNE, Tibisay Lucena, había dicho hace dos semanas que su despacho no entregaba la planilla porque la solicitud hecha por la Mesa de Unidad Democrática presentaba “errores técnicos”.

Esta justificación fue negada por la oposición, cuyos principales voceros acusan al CNE de estar alineado con el gobierno del presidente Nicolás Maduro y, con ello, buscaría ralentizar al máximo la activación de un revocatorio en su contra.

Las marchas a las oficinas del CNE en cada región del país convocadas funcionaron en su objetivo de presionar a la institución para destrabar el juego electoral y por el momento fueron suspendidas.

En su lugar, la dirigencia opositora convocará a sus seguidores a volcarse en los próximos días a firmar el formulario, en el cual deben colocar, además de nombre, apellido y número de documento de identificación, la dirección de su domicilio y la huella dactilar.

El reglamento establece que el CNE debe verificar la veracidad de estas primeras firmas para permitir el segundo paso del proceso, la recolección de las firmas del 20 por ciento del Registro Electoral (casi 4 millones de firmas), que son las que realmente convocan el revocatorio.

Por esto, y no obstante haber superado este primer obstáculo, todos los análisis apuntan a que será el primero de muchos que la oposición deberá enfrentar antes de hacer realidad el referendo.

La recolección de estas primeras 200.000 firmas es la primera condición establecida por el CNE para activar el revocatorio, aun cuando la Constitución venezolana solo establece que deben recabarse las firmas del 20 por ciento del Registro para llamar a la consulta popular.

Más días de descanso

Siguiendo “instrucciones del presidente Nicolás Maduro”, el vicepresidente Aristóbulo Istúriz anunció que los días miércoles y jueves también serán “no laborables” junto con los viernes, para la administración pública, como parte del plan oficial de ahorro de energía.

Esto será por al menos dos semanas. Istúriz también dijo que la educación pública y la privada deberán cesar actividades los viernes. Los anuncios ocurren un día después de la entrada en vigor de un programa de apagones de cuatro horas diarias para todos los estados, salvo Caracas y Nueva Esparta (Margarita). Las medidas buscan salvar del colapso la generación hidroeléctrica en el complejo Simón Bolívar.

F/ EL TIEMPO

Deja un comentario