Altos mandos del chavismo no han dicho ni pío sobre el caso Flores

Efecto-Cocuyo1-e1447523233742-800x500

Ni una palabra. Como si no hubiese aparecido en los principales medios del mundo. Como si pudiese pasar por debajo de la mesa. La  cúpula gubernamental no ha mencionado ni una vez la detención de los sobrinos de Clia Flores, esposa del presidente Nicolás Maduro. Desde el martes trascendió que Efraín Campo Flores y Franqui Flores habían sido detenidos por la DEA al estar presuntamente relacionados con el traslado de un cargamento de cocaína.

La mañana de este domingo fue transmitida la entrevista de José Vicente Rangel al excanciller, Roy Chaderton y no abordaron el asunto. Ni le preguntaron ni respondió. El sábado, Maduro habló del imperio, pero de refilón. Ni una mención.

Durante el discurso oficial que realizó Maduro, el 12 de noviembre en la sesión especial organizada por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, se suscitó una de las primeras interrogantes públicas cuando la periodista de la agencia de noticias Reuters, Stephanie Nebehay,  aseguró que le había preguntado a Cilia Flores acerca del arresto de sus sobrinos; sin embargo, no tuvo respuestas.

El Presidente retornó al país el viernes 13 de noviembre para entregar la vivienda 800.000 en Maracaibo estado Zulia y no mencionó el hecho. En el acto estuvo acompañado por la primera dama, Cilia Flores, quien además es candidata lista por Cojedes. Flores se ausentó en un acto de masas organizado en aquella entidad por las Unidades de Batalla Bolívar-Chávez (UBCh), los Círculos de Lucha Popular (CLP), movimientos sociales y consejos comunales.

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, ha declarado no menos de cinco veces desde que se hizo pública la información. El jueves 12  denunció en su programa Con el Mazo Dando un “nuevo ataque del imperialismo contra Venezuela”, se refería a la carta del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

Jorge Rodríguez, jefe del comando de campaña Bolívar Chávez, se ha dejado ver en dos mítines. El primero fue el 12 de noviembre cuando le declaró la guerra al presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, y lo acusó de ser el principal responsable de “acaparar y esconder los productos”. La segunda vez fue este viernes en la plaza Sucre de Caracas en un concierto que marcó el inicio de la campaña oficial.

Tareck El Aissami, Henry Rangel Silva, Elías Jaua, Aristóbulo Istúriz, Francisco Ameliach, entre otros,  han comparecido públicamente por motivo de la campaña electoral; pero también han guardado silencio sobre la detención y el juicio de Franqui Flores y Efraín Campo Flores.

Los únicos voceros rojos que han opinado al respecto han sido el diputado por el Partido Socialista de Venezuela (Psuv), Earle Herrera, y la segunda vicepresidente de la Asamblea Nacional, Tanía Díaz.

Herrera denunció que “se han pronunciado contra nuestro país el secretario general de la OEA, se ha pronunciado contra el Consejo Nacional Electoral el jefe del Comando Sur de los Estados Unidos; se han pronunciado los eurodiputados, y ayer se levantó una infamia internacional contra la familia de la primera combatiente (Cilia Flores) y contra la familia del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro”.

Mientras que Díaz calificó la detención como una total mentira. “La DEA no ha ratificado esa supuesta información, las noticias internacionales cuando uno las ve, tampoco dan cuenta de una información y están hablando de suposiciones. Es más, las agencias internacionales, salvo CNN que ya perdió toda la vergüenza, que es el que legitima todos esos rumores contra Venezuela, las agencias internacionales dicen que son supuestos detenidos los que supuestamente habrían dicho que eran sobrinos de”.

F/Efectococuyo.com

Deja un comentario